Motos

Consejos para comprar un casco para motocicleta

El casco es el elemento principal para tu protección, por ello debes ser consciente de su importancia.

Consejos para comprar un casco para motocicleta

Por ley en México (y muchos otros países), es obligatorio el uso del casco para circular en motocicleta, pero como siempre existen muchas personas muy “listas” que se limitan a comprar los mal llamados “cascos quitamultas”, sí, esos que parecen una “nica” y dejan la cara expuesta, además de ser muy delgados. Dichos cascos suelen usarse en motonetas o venir de regalo en la compra de tu moto, pero el sentido común debería primar en esto, ya que obviamente dejan gran parte de la cara al descubierto.

El mercado mexicano ha experimentado un crecimiento exponencial del mercado de motos y sus periféricos, pero en muchos casos son imitaciones principalmente asiáticas, que ofrecen un producto similar a la vista, aunque con un precio significativamente menor (incluso hasta en un 80% menos), lo cual los hace interesantes para nuestro bolsillo. Creemos que deberían existir regulaciones y leyes más duras en contra de las falsificaciones, ya que aquí no se trata de comprar unos tenis “piratas” a los que se les despegue la suela, acá, en un accidente el casco se partirá con tu cráneo adentro...

Al ver los cascos en lugares especializados, podrás decir que es mucho el costo, pero aquí no vale la piratería, es tu vida la que está en juego, y vete olvidando de esa frase muy utilizada de “a mí no me va a pasar”, porque estadísticamente te puede pasar. Un cuerpo humano es frágil, y a más de 30 km/h el peso del cuerpo multiplicado por el impacto causa fracturas, pero si el golpe es en la cabeza puedes morir, o peor... sí, peor, porque puedes no morir y quedar postrado con severas lesiones motrices y cognitivas.

Tipos de cascos

Vayamos por partes, existen distintos tipos de cascos, que en algunos casos tienen usos muy particulares y otros que se pueden adaptar mejor a tus necesidades, ya sea que te muevas en ciudad o hagas largos viajes. Primero tenemos los cascos tipo Jet que tienen la cara descubierta, aunque su construcción es mejor y en teoría más segura, pero de nuevo, tienes la cara descubierta y eso incluso a 20 km/h te dejará una marca en caso de una caída, estos de plano no te los recomendamos.

Luego tenemos los Modulares, que posiblemente sean la mejor opción urbana, ya que puedes levantar toda la parte delantera si necesitas aire o para hablar y al moverte cerrarlo para ir protegido. Mucho se habla que, si el mecanismo de la bisagra puede ceder en un accidente y sí, puede ser un factor dependiendo del golpe, aunque también será cuestión de la calidad del casco.

Llegamos a los Cascos Integrales, sin dudas la mejor opción, ya que tu cabeza va dentro de una estructura rígida que absorberá un fuerte impacto en cualquier ángulo.

Por último, tenemos los Cascos Off Road o Doble Propósito, similares, pero no iguales, cuidado con esto, los primeros carecen de mica y se usan con googles y se destinan a la competición y en teoría no están homologados para su uso en la calle, mientras que los doble propósito sí tienen mica, son más cómodos y cuentan con protecciones superiores contra el sol, estos son muy recomendables en viajes largos, pero no en ciudad.

Y ahora ¿qué necesitas?

Olvida los cascos Jet, nunca te los daremos como opción, así que nos centraremos en los Integrales, Modulares y Doble propósito, siendo los dos primeros los ideales para la ciudad. En el presente hay mucha variedad, los establecimientos especializados cuentan con muchos modelos que varían de precio por el peso del casco, el cual es otro punto importante, ya que, si adquieres uno que se sienta pesado, luego de un rato de uso lo padecerás, y más si es en carretera.

Es importante que cuando vayas a comprarlo verifiques bien la talla, ya que en los accesorios de motos cada marca es un mundo, y los cortes pueden ser muy distintos. Revisa que al ponértelo no puedas mover tu cabeza y el casco tenga juego, eso significaría que está muy flojo y puede salir en un impacto, debe quedarte justo, pero sin que sientas que te saca los ojos, ya que si hay mucha presión con el tiempo generará dolor de cabeza. Literalmente debe de quedarte como un guante, que te acomode y se mantenga fijo.

Ya con estos datos puedes darte una idea general de los cascos y para el uso. Si lo quieres para ciudad, un integral o modular de bajo peso con buena ventilación son la opción, al igual que en un viaje largo, aunque te recomendamos que tengan algún apéndice tipo alerón en la parte trasera, esto evitará que tu cabeza se vaya moviendo con el aire, y claro, el doble propósito, aunque la visera que incorpora puede generarte movimientos a velocidad.

Como puedes ver, el verdadero consejo que te dimos con todas estas letras es que inviertas en tu casco, existen marcas con amplio rango de precios sin ser Premium, pruébatelo antes de comprarlo, siente que te acomode bien, que esté ventilado y tenga las homologaciones de Snell y DOT que vendrían a ser el NCAP de los cascos.

Destino Viajero recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos