Novedades

La historia de AMG, la división de autos de alto desempeño de Mercedes-Benz

Una historia llena de pasión, éxitos, victorias, pero sobre todo, mucho poder.

La historia de AMG, la división de autos de alto desempeño de Mercedes-Benz

Corría el año de 1967, cuando dos hombres apasionados por el automovilismo y la ingeniería fundaron la compañía AMG, que, al día de hoy, es la división de Mercedes-Benz que se encarga de desarrollar automóviles y motores de alto desempeño.

Pero antes de conocer la historia de esta empresa es importante mencionar a que debe su nombre. Sin más, AMG significa Aufrecht, Melcher, Großaspach, que en otras palabras son los apellidos de sus fundadores Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher, así como el lugar de nacimiento de Aufrecht, Großaspach.

Después de conocer el origen del nombre, vayamos a conocer cómo se fundó esta empresa. Todo comenzó en la década de 1960, cuando los ingenieros, Hans Werner Aufrecht y Erhard Melcher, estaban trabajando en el motor de carreras del 300 SE en el Departamento de Desarrollo de Daimler-Benz, hasta que la compañía suspendió toda actividad de automovilismo.

A pesar de ello, Aufecht y Melcher no dejaron de trabajar en su pasión. En la casa de Aufrecht en Grossaspach, dedicaron su tiempo libre a perfeccionar aún más el rendimiento de su motor. En 1965, Manfred Schiek, un colega de Daimler, acudió al Deutsche Tourenwagen Masters -Campeonato Alemán de Turismos- con el motor 300 SE que los ingenieros habían desarrollado.

Por medio de esta máquina, el piloto alemán pudo obtener 10 victorias en el DTM, lo que demostró la magnificencia de ingeniería lograda por Aufecht y Melcher. Asimismo, esta serie de triunfos formaron la base de la reputación de estos dos personajes como expertos para mantener y optimizar el rendimiento de los vehículos Mercedes-Benz.

Pero, la reputación no fue suficiente para Aufrecht, ya que su visión era ofrecer vehículos de carretera modelados a partir del exitoso auto de carreras. Así, a fines de 1966 dejó Mercedes-Benz y persuadió a Melcher para aventurarse en un negocio propio.

Ante esta ambición de crecer y cumplir sus sueños, en 1967, fundaron la "Aufrecht Melcher Großaspach Ingenieurbüro, Konstruktion und Versuch zur Entwicklung von Rennmotoren" ("Firma de ingeniería Aufrecht Melcher Großaspach, diseño y pruebas para el desarrollo de motores de carreras").

Una vez inaugurada esta nueva empresa que tenía como sede un antiguo molino en el municipio cercano de Burgstall, Alemania, se inició con la renovación de motores bajo pedido de una serie de equipos de carreras privados.

Aunque el inició de AMG fue todo un éxito, el primer hito en términos de carreras fue en 1971 durante las 24 Horas de Spa. Después de que Aufrecht y Melcher modificaron ampliamente el Mercedes 300 SEL 6.8, incluido el aumento de la cilindrada del motor a 6.8 litros -428 hp y ​​448 libras-pie de torque, el auto quedó en primer lugar de su clase a la vez que ganó el segundo lugar en general.

Debido a que el primer auto de carreras de AMG se trataba de un sedán de lujo pesado con capacidades superiores a vehículos más ligeros de la competencia, la empresa se catapultó para traspasar su éxito de las fronteras de Alemania, por lo que empezó a ser admirada en otros países del mundo.

Después de esto, los éxitos AMG continuaron al grado que en esa misma década se convirtió en una empresa mediana con más y más clientes extranjeros. En 1976, la compañía junto con una docena de empleados, se mudó a un taller y espacio de oficinas especialmente diseñados en Affalterbach, Alemania.

Posterior a ello, en 1984, AMG pasó a ser un fabricante de motores debido a una innovación: Melcher desarrolló una culata completamente independiente con cuatro válvulas por cilindro. En 1986, AMG implantó el V8 de 5.0 litros en un coupé de clase E, que recibió fama mundial bajo el apodo de "The Hammer".

A finales de la década de 1980, Daimler-Benz y AMG comenzaron a trabajar juntos; primero como socios oficiales de carreras y luego el desarrollo del 190, un auto de carreras, que AMG ingresó a la carrera con el apoyo del fabricante, ganó un total de 50 victorias DTM entre 1988 y 1993.

En 1990, cuando terminó el contrato de cooperación con Daimler-Benz AG, AMG logró otro hito en su historia. Ante la demanda y la aceptación de los clientes, los productos AMG se podían vender y mantener a través de la red mundial de distribuidores Mercedes-Benz.

Esta asociación creció todavía más en 1993, al desarrollar el primer vehículo de alto rendimiento desarrollado conjuntamente por AMG y Mercedes-Benz: el C 36 AMG. En 1998, la asociación entre AMG y Mercedes-Benz se solidificó aún más cuando Daimler adquirió una participación mayoritaria de AMG, preparando el escenario para una variedad de vehículos AMG Mercedes-Benz de alto rendimiento.

Posterior a ello, Hans Werner Aufrecht transfirió una participación mayoritaria en la compañía en constante crecimiento a DaimlerChrysler AG el 1 de enero de 1999. Finalmente, el 1 de enero de 2005, DaimlerChrysler adquirió el 100 por ciento de las acciones, lo que permitió a la recién fundada Mercedes‑AMG GmbH se beneficiara en mayor medida de los recursos y la posición global del Grupo.

Luis Hernández recomienda