Tips y Consejos

Sugerencias para que el 2020 no te encuentre con un auto del año pasado

Darse un gusto es la mejor inversión.

Sugerencias para que el 2020 no te encuentre con un auto del año pasado

En estas fechas uno siempre hace un balance de las cosas que sucedieron durante el año. Si al mirar atrás ves tu progreso, puedes dar por hecho que no fue sólo por obra de la inercia: hacer siempre lo mismo que el resto nunca asegura el éxito. Si hay un desarrollo es porque haz ido cambiando algunas cosas en base a tus experiencias, y hoy te propongo no sólo pensar en renovar tu vehículo, sino salirnos de la caja e imaginarnos qué pasaría si también cambias del segmento al que estás acostumbrado.

Nuestra relación con los autos vá cambiando con los años, de eso no hay duda. Podría arriesgarme que tu vehículo actual es mucho más cómodo que el primero que te compraste, y si me guío por las tendencias, hasta es probable que tengas una SUV. Hoy te voy a proponer dos caminos: uno es un camino en ascenso para algo más grande y el otro es un volantazo hacia la pasión.

A lo grande

Como usuarios demandamos cada vez más espacio y más comodidades, entonces la industria responde. Así es que al día de hoy tenemos vehículos para la familia que pueden desviar las miradas en la calle, como es el caso de la Infiniti QX80 o también ser útiles para pasar desapercibidos, como una Chrysler Pacífica.

En la jungla de cemento hay ciertas bestias que mandan, pero lo hacen desde enfoques diferentes. Desde la soberbia europea de un Audi Q7 dominando la carretera hasta el desparpajo aventurero de un Jeep Wrangler, la elección depende de tu personalidad.

Si lo que buscas es que tu unidad soporte el castigo, uno de los gustos que puedes darte es la de un pick-up diseñado para el trabajo duro pero con todo lo necesario para un viaje placentero. Buenos ejemplos de este segmento son el RAM 1500, el GMC Sierra o la nueva generación del Chevrolet Cheyenne en su versión High Country.

Quiero adrenalina

El poder no sólo es de cuán alto miras al resto, sino de lo que puedes hacer con tu potencial. Como te decía antes, es probable que tengas un SUV en el garage, y si es así, tengo algo que proponerte: manejar medio metro más cerca del suelo.

Quizás nunca tuviste la oportunidad de conducir un deportivo, mucha gente tiene la idea que suelen ser imprácticos, pero déjame decirte que el placer de quemar neumáticos traseros con un Ford Mustang es algo que experimenté y con lo que te recomendaría empezar tus mañanas, créeme que te despabila mucho mejor que cualquier café.

Si, ya sé, estás pensando: “¿Ok Ezequiel, muy emocionante, pero dónde viaja mi familia en un deportivo?” Y para eso te voy a responder con otra pregunta: ¿Por qué no tener un Dodge Challenger para ti solo? Un deportivo, sea un muscle-car o un pequeño Mazda MX-5, puede ser el complemento perfecto para tu otro vehículo familiar.

Y voy a darte un bonus track que no tenías en mente: existe un segmento nuevo, que combina la deportividad con el espacio, al mismo tiempo que te otorga un status completamente distintivo ante el resto. Aquí no hay motores V8 ni una historia como la de Mercedes-Benz, sino que estamos hablando de algo distinto. Los crossover eléctricos. El Tesla Model X y el Jaguar I-Pace, (por dar unos ejemplos) resuelven a los que quieren todo, con el plus de que son una ventana contemporánea a lo que se viene en el futuro.

Como verás, los caminos son variados. Espero que el 2020 te encuentre renovado para que puedas elegir por tu mejor opción. Mi consejo, no te quedes en tu zona de confort.

¿Qué opinas? Cuéntanos