Prueba de Manejo

GMC Acadia 2020 primer contacto en México con una SUV de lujo con doble personalidad

Esta actualizada SUV llega en dos sabores: Denali (lujo) y AT4 (todoterreno).

GMC Acadia 2020 primer contacto en México con una SUV de lujo con doble personalidad

Tras debutar a nivel internacional, la renovada GMC Acadia 2020 hace su debut oficial en el mercado mexicano y aunque se trata de una actualización de mitad de ciclo de vida, presenta una serie de mejoras técnicas, de diseño y de equipamiento interesantes. Pero, para conocerlas iremos desglosándolas por partes, ya que en el marco de su presentación pudimos podernos detrás del volante de esta SUV mediana de manera breve.

En relación con el modelo saliente, la Acadia 2020 se distingue por estrenar faros con firma lumínica en C, calaveras, parrilla y defensas delanteras y traseras de nueva manufactura. Los rines de aleación de 20 pulgadas también son novedad.

Por su parte, en el interior hallaremos una consola central remozada, donde resalta la nueva palanca de velocidades Electronic Precision Shift, así como un actualizado sistema de infoentretenimiento que, a pesar de conservar la pantalla de 8 pulgadas, presume un software más rápido e intuitivo.

En el apartado mecánico se conserva el conocido V6 de 3.6L capaz de producir 310 hp y 271 lb-pie de torque que se acopla a una nueva transmisión automática de nueve velocidades con Electronic Precisión Shift. La tracción, siempre es integral.

Sólo para recordar, el sistema Stop/Start y OnStar, así como las ocho bolsas de aire y ayudas a la conducción como asistente de mantenimiento de carril, sensores de punto ciego, control crucero automático, sensores de tráfico cruzado y de punto ciego, vienen de serie.

LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

Estas son las mejoras generales, porque en realidad, la Acadia se ofrece en dos versiones bien diferenciadas: AT4 (todoterreno) y Denali (lujo), las cuales, aunque parten del mismo cuerpo cuentan elementos propios que les confieren una personalidad propia.

Comencemos con el acabado Denali, que como sabemos, es el nombre usado por GMC para nombrar a sus modelos más lujosos, algo que también deja muy en claro la enorme parrilla cromada, exclusiva para este acabado.

Pues bien, esta no es la excepción ya que al interior bitono beige/azul (capaz de albergar 6 pasajeros) encontramos materiales de buena calidad, destacando los asientos y volantes forrado en piel, así como los insertos de aluminio y manera real de poro abierto.

En cuanto a equipamiento, además de los elementos base, encontramos algunos extras destacados como la implementación del Adaptive Ride Control, Head up Display, Full Mirrir Display, cámara 360º, asistente de colisión frontal y detección de peatones. Esto sin olvidarse del cargados inalámbrico para smartphones.

Por su parte, la AT4, que, aunque llega para sustituir a la anterior All Terrain, se mantiene como la variante de acceso dirigida hacia un perfil de off road ligero, misma que cuenta con elementos en cromo negro, rieles en el techo y barras transversales e insertos en Kalahari. Es capaz de albergar a siete tripulantes.

Para que la aventura no se quede sólo en la imagen, además de la tracción AWD la la Acadia AT4 recurre a un sistema twin clutch que envía la tracción a la rueda que más lo requiera. El control de descenso de pendientes, también es exclusivo de esta versión.

MANEJO Y POSICIONAMIENTO EN EL MERCADO

Precisamente, durante su lanzamiento nos pusimos al volante de la Acadia AT4, lo cual fue realmente bueno, ya que aún teníamos los recuerdos frescos de la All Terrain, por lo que rápidamente detectamos los puntos mejorados.

Lo primero que llama la atención es el refinamiento de la transmisión de nueve velocidades (que sustituye a la anterior de seis) ya que realiza los cambios de manera casi imperceptible, es rápida y suave. A decir de la marca, esto viene acompañado de mejoras en el consumo de combustible y en el desempeño dinámico.

Si bien, será hasta que le realicemos su respectiva prueba a fondo cuando comprobemos esto, nos llevamos la impresión de acelera y adelanta mejor que antes. Por cierto, esa sensación “lanchona” que tenia la All Terrain, fue corregida y ahora, su andar es más homogéneo con la Denali. Al parecer, los ingenieros se dieron su tiempo para reajustar la puesta a punto, obteniendo un conjunto que combina confort con mayor aplomo y estabilidad. No es un Mercedes-Benz GLS, pero lo hace bastante bien. 

Dentro del organigrama de General Motors, la nueva GMC Acadia 2020 se ubica en medio de sus primas Chevrolet Traverse y Buick Enclave. Con un precio de $851,600 para AT4 y de $944,600 para Denali, propiamente, no puede ser catalogada como una SUV mediana premium, pero sí de lujo. Por etiqueta, se posiciona por arriba de modelos como Mazda CX-9, Honda Pilot, Toyota Highlander, etc, colocándose ligeramente por debajo de Acura MDX e Infiniti QX60.

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos