Prueba de Manejo

Cadillac XT4 a prueba, la grandeza de los motores turbo

Llega la versión SPORT de la SUV pequeña de “Caddy”

Cadillac XT4 a prueba, la grandeza de los motores turbo

Antecedentes

Antes de empezar con la prueba de éste vehículo, analicemos el nombre, ya que todo el mundo se refiere al Cadillac XT4 como una SUV cuando en realidad se trata de un Crossover, de hecho su nombre XT significa Crossover Touring con la adición del número 4 que no sabemos a ciencia cierta si se refiera al número de puertas, llantas o cilindros del motor.

Cadillac XT4 ya es un modelo conocido de Autocsomos, pero ahora arriba en su versión Sport. La vimos por primera vez en el marco del Salón de Nueva York en el 2018, y unos meses después la manejamos en la Ciudad de Seattle en el estado de Washington en EE.UU.

Precio versión Sport: $830,000 pesos

Mecánica

Monta un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros turbocargado que entrega 235 hp en el rango de las 5,000 revoluciones y ofrece un Torque de 258 lb-pie en el rango de las 4,000 rpm, está acoplado a una transmisión automática de nueve cambios –con paletas en el volante- que envía la tracción al eje delantero.

El esquema de suspensión Adaptativa “Adaptive Ride Contriol” que ofrece tres modos de manejo seleccionables: Tour, Snow/Ice y Sport. Es McPherson en el eje delantero y Multibrazo en el eje trasero.

Diseño

Las medidas son 4.6 metros de largo, 1.95 metros para la anchura, el alto es de 1.62 metros y por último la distancia entre ejes es de 2.77 metros. Calza rines de aluminio de 20 e iluminación Full LED.

Interiores

Como buen Cadillac los interiores son cuidados y lujosos. Encontramos materiales de buena factura, plásticos bien armonizados con acentos de cromo –pocos en realidad- y con insertos de fibra de carbón muy bien combinados. Los instrumentos conjugan los indicadores analógicos con una pequeña pantalla central al centro del tablero que se suma al “Head Up Display” que se proyecta en el parabrisas. Las tapicerías son de piel bien armonizada y con un pespunte con un tono resaltante, que combina con uno igual en el perímetro del tablero, a todo esto hay que sumarle un enorme todo panorámico que es corredizo en la fila de asientos principal.

Los asientos de la segunda fila son abatibles. La cajuela tiene una capacidad de 637 litros con la banca trasera funcional y de 1,385 litros con los asientos abatidos.

Infoentretenimiento

Una de las partes más completas y sofisticadas de la XT4 es el sistema de infoentreteniminento a bordo, empecemos por la localización y el tamaño de la pantalla, que encontramos al centro del tablero y mide 8” y desde ella se pueden comandar prácticamente todos los ajustes necesarios, desde la manipulación del aire acondicionado hasta el navegador. Evidentemente el sistema es compatible con Apple CarPlay o Android Auto y además ofrece un receptáculo con carga de energía por inducción –evidentemente con teléfonos compatibles- y además al contar con el sistema OnStar 4G LTE se puede convertir en un “HotSpot” hasta para siete dispositivos.

En la pantalla central también de tiene acceso a la visión de la cámara de reversa y demás asistencias como la visión periférica muy útil en maniobras.  

Manejo

Los motores turbo se están apoderando de prácticamente TODOS los segmentos y a quí les quiero contar una historia que siempre cuento cuando me toca probar un Cadillac, A mi abuelo siempre le gustaron los Cadillac y tuvo varios, siempre hacía referencia a la suavidad de marcha, poder y a la elegancia, su último Cadillac fue un enorme DeVille con un novedoso motor V8 de 6.0 litros denominado: 8,6,4 que era el primero con desactivación de cilindros y que resulto ser muy poco confiable. Mi abuelo muy enojado decía que era un sacrilegio pensar en un Cadillac que solo usara cuatro cilindros…

Pues si hoy viviera se sorprendería mucho de lo que han avanzado los motores de cuatro cilindros, y seguramente se rascaría la cabeza tratando de entender el torque que ofrece un motor turbocargado montado en un “Caddy”.

Después de la anécdota familiar les cuento que el motor de la XT4 es precisamente un pequeño cuatro cilindros de 2.0 litros con un turbocompresor que nos da la suficiente agilidad para subir pendientes con el mismo aplomo de un motor V8 de 6.0 litros como en los Cadillacs de antaño.

La transmisión automática de nueve cambios está muy bien escalonada y puede hacer los cambios progresivos y poco perceptibles, o si se pasa al modo Sport de manejo nos deja acelerar hasta altos rangos de giro, pese a ser un vehículo alto no hay “rolling” en la carrocería y ello es cortesía de la suspensión adaptable que filtra muy bien las imperfecciones del camino, pero no deja de trasmitir lo que pasa en el camino.

Conclusión

Un nuevo contendiente en ese competido segmento de vehículos que rondan entre los 800 mil a un millón de pesos y que evidentemente está dominado por las tres alemanas: Audi con Q5, BMW con X3 y Mercedes-Benz con su GLC, sin olvidarnos de las japonesas de lujo Acura con la RDX e Infiniti con la QX50 y tampoco podiamos dejar fuera a Lincoln con su Nautilus

Cadillac tiene la ventaja de tener una marca muy bien posicionada y una clientela muy fiel

 

Cadillac XT4 - La grandeza de Detroit en miniatura | Autocosmos

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos