BMW X5 2019 a prueba: cargada de tecnología para manejar y llena de confort
28/11/2018 Reportes de Manejo

BMW X5 2019 a prueba: cargada de tecnología para manejar y llena de confort

Probamos la cuarta generación de esta SUV llena de poderío, equipamiento, lujo y muchos gadgets.

Por fin la espera ha terminado y ya tenemos en nuestro país la nueva BMW X5 2019, todos los detalles de la llegada aquí. Y bueno como saben nos gusta consentirlos, por lo que les traemos antes que nadie la prueba de este singular SUV de la firma bávara.

Arriba a México con cinco versiones, tres con motor de seis cilindros twinpower de 3.0L con 340 Hp y dos con motor de ocho cilindros twinpower de 4.4L con 462 Hp. La escala de precios va desde $1,149,900 hasta $1,529,900 pesos. Nosotros probamos la variante xDrive50iA M Sport, la más equipada y costosa.

Tamaño

Esta nueva BMW X5 de cuarta generación creció 3.3 cm con respecto a la previa, quedando con una longitud de 4.9 m. Esto afectó la distancia entre ejes que aumentó 4.2 cm; este incremento ahora otorga una mejor habitabilidad para los pasajeros, al mismo tiempo que ofrece la posibilidad de tener una tercera fila asientos de manera opcional.

La apariencia

 

Si bien de vista pareciera no haber cambiado mucho, sí luce diferente si observamos a detalle.

El frente ostenta la renovada parrilla que ahora es más grande, más alargada, los riñones vuelven a estar juntos. En los laterales destaca las manijas más cortas y los nuevos trazos que la dan más carácter, los rines son de 20” y sobresalen los frenos con calipers M Sport. Atrás las calaveras son alargadas con diseño tridimensional y encontramos salida de escape cuádruple.

Por dentro...

 

Seguimos encontrando en esta X5 la consola dirigida al conductor, con salidas de aire alargadas y el volante de tres brazos. Fuera de lo anterior estamos ante un nuevo diseño que se ve elegante, llamativo y que recoge el estilo del Serie 7 como del Serie 5.

La calidad de materiales de lo mejor a la vista como el tacto, la madera, piel como aluminio de 10. Algo que merece mención aparte es que, en la consola central, encontramos un área con acabado cristalizado, varios botones, perillas lo poseen, incluso el iDrive y el puño de la palanca de velocidades (que en la parte interna alberga una “X” de color naranja).

A destacar se estrena el BMW Live Cockpit que se conforma por un head-up display, el tablero de instrumentos y la pantalla del sistema de infoentretenimiento (cada una mide 12.3”). El segundo ahora es digital, nos permite visualizar los clásicos instrumentos de medición, además de los modos de manejo (cambia de color según la opción que se elija), navegador entre otros datos. El segundo es táctil (también se opera por medio del iDrive), ahí encontramos las funciones del navegador, de las alternativas de visualización del tablero, de la luz ambiental, de la cámara de 360° entre muchas otras cosas más.

Cinco pasajeros pueden viajar a sus anchas (siete si pones la tercera hilera). El espacio para piernas, cabeza y hombros es por demás generoso.

Del equipamiento destaca clima de cuatro zonas, sonido Harman Kardon, conectividad con Apple Carplay, llave con pantalla táctil (regula puertas, ventanas, clima y da información del vehículo como la autonomía), portavasos con calefacción y enfriamiento, techo panorámico, etc.

Los datos duros del modelo probado

Motor 8 cilindros 4.4L

B.A. frontales, laterales y de cabeza

462 Hp y 479 Lb-pie

Control de estabilidad, tracción y ABS

Transmisión automática de 8 velocidades

Hill descent, sensores de estacionamiento

Para manejarla donde quieras

Lo primero que descubres en esta BMW X5 es que si bien no es un vehículo pensado para actividades 4x4 sí cuenta con prestaciones Off Road, que sorprenden y te apoyarán para vivir una aventura ¿a qué nos referimos? A dos botones, uno es para regular la altura del chasis (lo pones lo más abajo posible para conducir en carretera, esto para reducir el balanceo trasero generado por el elevado centro de gravedad y tener una mejor estabilidad en situaciones de estrés) y lo puedes levantar lo más que se pueda, para evitar golpear una roca o que la carrocería se raye con una deformación. El dos es para escoger los diversos modos de manejo off road a los que te puedas enfrentar como: arena, graba, nieve y rocas.

Por otro lado, si tu necesidad es obtener lo mejor del desempeño en condiciones on road, la X5 ofrece cuatro singulares modos de conducción entre los que destacan el ecopro (cuida las aceleraciones como la respuesta para dar un buen rendimiento), el confort (pensado para dar una calidad de marcha suave, cambios dóciles, suspensión como dirección cómodas pensada para viajes largos en ciudad o carretera) y el sport (en éste no hay restricción en la entrega de potencia, los cambios son rápidos, la dirección como la suspensión son más rígidas para otorgar una sensación más deportiva).

Nosotros manejamos casi todo el tiempo en el modo antes mencionado, aquí la aceleración es brutal, briosa (0-100 Km/h en 4.7), realmente te pega al asiento y es donde más te puedes divertir en esta X5 con motor de 8 cilindros. Los cambios de esta caja automática se realizan rápidos y son realmente tenues.

En este apartado si bien es un SUV rápido, tenle respeto pues la enorme masa de peso como la velocidad te pueden jugar una mala pasada en caminos sinuosos, no te confíes. El balanceo posterior es perceptible, aunque las ayudas y asistencias hacen un buen trabajo por lo que te sientes seguro al volante.

A pesar de que la dirección como la suspensión al ser “modificadas” según el modo de conducción, el primero no deja de retroalimentar lo sucede en las ruedas delanteras, al mismo tiempo que el segundo equilibra perfecto el vehículo al momento que aminora las deformaciones del asfalto. Ambos realizan un buen trabajo que se palpa al mando de esta X5.

Finalmente, los frenos con calipers M Sport, detienen con toda facilidad a esta bestia gracias a que trabajan con premura a la orden del pedal.

¿Nos gusta?

Sí y mucho, con la X5, BMW demuestra toda la experiencia de tecnología y desarrollo mecánico que puedes encontrar en una SUV, algo que ningún fabricante puede imitar. Se traduce en una conducción fenomenal, llena de equipamiento, confort, adrenalina y lujo.

No hay peros para esta SUV de la firma bávara, el único es que no está en mi garage.

¿Qué opinas? Cuéntanos