Autos clásicos

Cadillac Escalade celebra 20 años en el mercado

Un pequeño repaso histórico a través de sus cuatro generaciones.

Cadillac Escalade celebra 20 años en el mercado

Desde su debut en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach en agosto de 1998, la Cadillac Escalade se ha convertido en un indiscutible referente el segmento de las SUV grandes de lujo estadounidenses. De hecho, durante 15 de los últimos años, se ha colocado como líder de ventas entre sus principales rivales. Cabe destacar que en todo el mundo se han colocado 836,000 unidades, convirtiéndose en uno de los grandes éxitos comerciales de la firma estadounidense.

Pero para conocer un poco más, demos un breve repaso por las cuatro generaciones de la gran SUV de Cadillac, nacida para competir contra lo mejor de Estados Unidos, Europa y Japón. 

PRIMERA GENERACIÓN 1999-2000

Como la llegada de Lincoln Navigator en 1998, Cadillac se ve en la necesidad de trabajar a marchas forzadas para desarrollar un producto que le hiciera frente. Es así, que la solución más práctica consiste en tomar una GMC Yukon Denali a la que se dota de algunos elementos distintivos como parrilla y rines, así como un mayor nivel de equipamiento. De ahí en fuera, compartía prácticamente todo, incluyendo el motor V8 con 255 Hp y 330 lb-pie de torque que se acoplaba a una caja automática de cuatro velocidades. La tracción era 4X4.

La primera Cadillac Escalade salió de la línea de ensamble en Arlington, Texas, el 8 de febrero de 1998, con el número de serie 001. Aunque pudiese pensarse que fue un fracaso, debido a que fue claramente superada por su rival de Lincoln, en realidad, este modelo sirvió como una fuerte retroalimentación para la próxima generación.

SEGUNDA GENERACIÓN 2002-2006

Tras dos años de pausa, Cadillac presenta la segunda generación, ahora desarrollada sin prisas, con todo el “feedback” obtenido con la primera generación. Aunque sigue compartiendo plataforma con Chevrolet Suburban y GMC Yukón, Cadillac presenta un producto con identidad propia que literalmente se coloca a otro nivel, ofertando todo el estilo y lujo esperado en la icónica firma estadounidense.

Una de sus principales novedades es que además de la Escalade convencional, Cadillac completa la oferta con las variantes ESV (Larga) y EXT (Pickup). Su éxito es tal que, en 2002, las ventas iniciales subieron más del 35% y creció otro 55% el año siguiente. Ya para 2004, durante su quinto aniversario, las ventas se habían disparado aproximadamente un 230 por ciento. A partir de este punto es cuando por fin supera a su rival de Lincoln.

Los motores, son un par de ocho cilindros. El primero es un V8 de 5.3 Litros con 285 Hp, mientras que en la parte alta se colocaba un 6.0 Litros capaz de producir 345 caballos de fuerza. Nuevamente, la transmisión era una automática de cuatro relaciones.

TERCERA GENERACIÓN 2007-2014

La tercera generación viene acompañada con un refinamiento superior. Con ella, Cadillac da algunos hitos tecnológicos como la introducción de los faros full LED, así como la suspensión Magnetic Ride. La oferta mecánica se ve reducida a un único, pero poderoso motor de ocho cilindros de 6.2 Litros capaz de entregar 403 Hp y 417 lb-pie de torque que se acopla a una transmisión automática de seis velocidades. La tracción es a las ruedas traseras o integral.

Aunque sobreviven las versiones EXT y ESV, la oferta se ve completada con la llegada de la Escalade Hybrid, que combinaba un V8 de 6.0 Litros con un motor eléctrico. A decir de la marca, ofrecía una mejora en el consumo de combustible del 50 por ciento. Por cierto, Cadillac, ostenta que es la primera SUV de lujo híbrida de la historia.

CUARTA GENERACIÓN 2015-PRESENTE

La más reciente iteración de la Escalade está montada sobre la plataforma GMT K2XX, que como es de suponer y como dicta la tradición es compartida con Suburban y Yukón. En esta ocasión, el motor es un V8 Vortec Ecotec3 de 6.2 litros dotado de admisión variable (VVT), Flex Fuel, que entrega una potencia de 420 Hp y 460 Lb-pie. Las primeras unidades montaban una caja de cambios automática tradicional de seis velocidades, pero a partir del modelo 2018 es sustituida en favor de una nueva de 10 relaciones.

A manera de curiosidad, aunque la cuarta generación es mucho más grande y pesada que el modelo original, ofrece un 65% más de potencia con un 52% mayor economía de combustible en carretera que el modelo original de 1999.

A partir de 2015, la Escalade introduce algunas primicias como los primeros faros delanteros de LED y calaveras con reflectores internos totales, así como la primera bolsa de aire al centro, junto con la primera alerta de seguridad en el asiento.  Por cierto, las variantes EXT (Pickup) y Hybrid dejan de ofertarse.

 

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos