Novedades

Fuimos alumnos del GNP Driving School y así nos fue

Este curso tiene la finalidad de mejorar nuestras habilidades de conducción.

Fuimos alumnos del GNP Driving School y así nos fue

Es sabido que, en México, el trámite para expedir la Licencia para Conducir, posiblemente sea de los menos exigentes en todo el mundo. Prácticamente solo basta con realizar un pago, para que te sea entregada. En el mejor de los casos, y dependiendo de la entidad federativa, se te aplicará un examen teórico.

De hecho, es bastante común, que muchos de nosotros hayamos aprendido a manejar gracias a que nuestros padres o amigos fungieron como nuestros instructores, heredando muchos de sus vicios, virtudes y defectos. Si este es tu caso, ahora es válido que te hagas una pregunta muy sincera ¿en verdad crees que eres un buen conductor?

Pues bien, quien escribe estas líneas, tenía la idea de que así era. Después de todo, tras tantos años de probar autos, en teoría debería ser así ¿no? Pues para disipar dudas, acudimos como alumnos a una sesión del GNP Driving School.

Un curso, impartido por instructores profesionales en las instalaciones del Autódromo Hermanos Rodríguez al que cualquier persona puede inscribirse. La idea, más que convertirte en un piloto de Fórmula 1, es elevar el nivel el nivel de seguridad de un conductor promedio tras el volante.

Entre los ejercicios, puedes aprender a realizar maniobras tan interesantes como giros a 180º y 360º; controlar el sobreviraje y subviraje; frenadas de pánico con piso seco o mojado; así como cosas tan básicas como la manera correcta de tomar el volante, la posición de manejo y a donde dirigir tu mirada. Al final, créeme cuando te digo, que cambiará tu percepción sobre todo aquello que creías que hacías bien.

Por cierto, el material didáctico usado no tiene nada que ver con las cartulinas, fotocopias y libros de la primeria, ya que los autos escuela, lejos de ser los aburridos sedanes subcompactos de las escuelas de conducción comunes, es nada más y nada menos que el Subaru WRX/STI. Un legendario automóvil deportivo que tiene sus orígenes en el Campeonato Mundial de Rally (WRC, por sus siglas en inglés).

Así que tras haber cursado satisfactoriamente el curso, si bien no somos capaces de enfrentar a Fernando Alonso o Sergio Pérez, si sentimos que mejoramos nuestra capacidad de controlar nuestro auto en caso de presentarse una emergencia, algo netamente necesario en una profesión donde conducimos a diario automóviles de todo tipo, sabores y colores.

Si estas interesado en conocer un poco más del GNP Driving School, puedes acudir a su página oficial dando click aquí.

 

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos