Peugeot 2008 2019 a prueba
12/04/2018 Reportes de Manejo

Peugeot 2008 2019 a prueba

De oveja negra a caballo negro

El segmento de las SUVs pequeñas se encuentra en explosión, constantemente llegan a nuestro mercado nuevas opciones, o bien las que ya estaban se actualizan para ofrecer una propuesta de mayor valor.

La Peugeot 2008 no es precisamente nueva en la categoría, de hecho, llegó a nuestro mercado por allá de 2014, con lo cual, no se trata de un producto completamente nuevo, sino de una actualización de mediados de ciclo de vida.

A nivel visual la Peugeot 2008 2019 gana un frente renovado, que adopta el lenguaje de disñeño que vimos en sus hermanas mayores; 3008 y 5008. Es decir, la parrilla tiene un patrón tridimensional, un gran emblema y un marco más grueso, sobre todo en la parte superior, en donde encontramos la leyenda Peugeot, mientras que los faros ahora cuentan con luces diurnas de LED y hay mucha mayor presencia de acentos cromados. Por su parte, los rines también son de nuevo diseño y ahora son de 17”.

En general los cambios estéticos le permiten abandonar esa apariencia de entre hatchback/wagon que tenía, ahora luce más robusta y ruda, algo positivo tratándose de una SUV.

Sin embargo, la gran noticia no se encuentra en el diseño, sino en la incorporación de un moderno motor Pure Tech y una nueva transmisión, así como tecnología de conectividad de última hornada. Con lo cual, la Peugeot 2008 2019 se coloca en posición de pelear de frente con cualquier rival del segmento.

Precio: $345,900 pesos

Diferente y bien logrado

Confieso que los interiores de Peugeot me gustan, y mucho. Esa disposición tridimensional resulta muy fresca y diferente a todo lo que hay en el mercado, en primer plano tenemos un volante pequeño y de empuñadura muy gruesa, con un tacto muy agradable debido al forro de cuero que se percibe de excelente calidad, así como el inserto metálico en el inferior en donde nuevamente nos topamos con la leyenda Peugeot.

En segundo plano está la pantalla táctil de info – entretenimiento de 7” que mantiene esa interfaz algo complicada y poco ergonómica, pero con la gran ventaja de que ahora integra compatibilidad con Apple Carplay y Android Auto. Y en tercer plano, está el cluster de instrumentos que, también hay que aceptar, a veces es complicado de visualizar debido a la inusual posición del volante.

La calidad de materiales es buena en general, destaca el plástico central que además de tener una textura muy agradable, es suave al tacto. Asimismo, las decoraciones en acabado piano, perfiles cromados e insertos en metal con acabado satinado le dan una apariencia muy agradable a la cabina. Todo lo anterior se suma a los asientos que además de ser muy cómodos, están forrados en una combinación de tela estampada con patrones geométricos y otras con textura similar a la Pana y al Nylon Balístico de los trajes de motociclista.

Del lado no tan atractivo, los plásticos de los bajos del tablero y consola central son duros y de aspecto más brilloso del que me gustaría, pero a favor tienen que no se perciben enrases mal terminados.

La gran sorpresa, el motor y transmisión

Por su parte, el equipamiento de conveniencias es adecuado, sobresalen; el climatizador automático de dos zonas y los controles al volante. Y aunque en lo personal, yo no soy fan y por lo tanto no lo extraño, la ausencia del quemacocos si podría ser un faltante importante para los consumidores.

Si había algo que criticarle al Peugeot 2008 no era el diseño o el equipamiento, sino el desempeño, y es que el anterior conjunto mecánico (1.6 litros y caja automática de 4 velocidades) era francamente mediocre. Como resultado, el pequeño SUV francés se sentía falto de potencia, poco refinado y no ofrecía buenos rendimientos.

Pero las cosas cambiaron muchísimo y para bien, además del lavado de cara, Peugeot ha dotado a su 2008 para el año modelo 2019 de un nuevo motor de la familia Pure Tech, se trata de un pequeño 3 cilindros turbo de 110 hp y 155 lb-pie de torque que va asociado a una caja automática de seis velocidades con modo manual.

Gracias a este nuevo propulsor, el Peugeot 2008 ahora es un vehículo agradable de manejar y que se percibe ágil y divertido, al tiempo que entrega consumos excelentes. Si bien, el oficial es de 19 km/l, un número inalcanzable en condiciones reales, el renovado SUV galo será sin duda de los más eficientes de la categoría. Es cierto que, al ser un bloque de cilindros nones, hay un poco más de vibración en comparación con los motores de cuatro cilindros a los que estamos habituados, pero eso solo se percibe a ralentí y no llega a ser molesto.

No se trata de un producto de orientación deportiva, de hecho, la suspensión es bastante suave, pero con este nuevo motor, ya ofrece aceleraciones lo suficientemente contundentes para transmitir confianza en rebases, recuperaciones e incorporaciones a vías rápidas.

A nada de la perfección

Visualmente atractivo, con buen nivel de equipamiento y un conjunto mecánico moderno, potente y eficiente, el Peugeot 2008 2019 está cerca de la perfección. Sin embargo, a la marca se le pasó dotarlo seis bolsas de aire (tiene cuatro), lo cual habría sido excelente adición al resto de tecnologías de seguridad como los frenos ABS, el ESP o la cámara de reversa.

Aun con lo anterior es un producto competitivo y muy balanceado, pero se quedó a nada de ser el más recomendable.

De oveja negra a caballo negro

El 2008 era un producto del montón, uno de tantos, y que fácilmente se diluía ante enorme oferta todas las marcas. Pero ahora, con la ganancia del 1.2 litros turbo y los cambios estéticos, se ha convertido en el Caballo Negro de la competencia, uno que además tiene sólidas posibilidades de conquistar a los consumidores, claro, a los que estén dispuestos a dejar de lado esos prejuicios que siguen aquejando a la marca, aun cuando aquellos problemas de falta de refacciones y pobre respaldo de la red son cosa del pasado.

El Peugeot 2009 2019 no solo supera en manejo a rivales como; Nissan Kicks, Hyundai Creta, Chevrolet Trax, Renault Duster, Honda HR-V, en términos de manejo, sino que además lo hace con un estilo único y agradable. Una gran sorpresa sin duda.

Ojalá el mercado le haga justicia, porque argumentos, tiene… y de sobra.

 

Peugeot 2008 - De oveja negra a caballo negro

¿Qué opinas? Cuéntanos