KIA SOUL 2018 a prueba
19/01/2018 Reportes de Manejo

KIA SOUL 2018 a prueba

Es la variante más equipada, la cual ya incluye techo panorámico.

La firma coreana sin duda ha sorprendido a propios y extraños en los últimos años debido a la gama de productos que ha introducido con gran éxito a nuestro país. Recordemos que fue en el año de 2015 cuando la marca arrancó operaciones en México, incluyendo a 21 distribuidores en las 10 principales ciudades.

Los vehículos que llegaron a nuestro mercado fueron el Forte, el cual ya presentó su tercera generación en el NAIAS 2018, KIA Sportage y KIA Sorento, posteriormente se fortalecería el mercado de los sedanes y hatchbacks incluyendo modelos como el Niro, Rio, y Optima, así como la llegada de una SUV muy particular y de la que hablaremos más a profundidad, la KIA Soul.

Es importante mencionar que la marca, ha tenido una muy buena aceptación y ha crecido de una manera exponencial, a pesar del poco tiempo que lleva en territorio nacional, ya que se ha convertido en una de las 10 marcas más vendidas de nuestro país y la introducción de este modelo en abril del 2015 causó gran sensación entre los usuarios, a pesar del corto tiempo en el que la firma coreana tenía presencia en México.

Una SUV muy millenial

Se trata del lanzamiento más reciente de la marca, el cual había tenido gran aceptación por el público en general, pero, sin embargo, no pasó mucho tiempo cuando comenzaron hacerse presentes los comentarios y recomendaciones acerca de lo interesante que sería la posibilidad de incorporar un techo panorámico para complementarla mejor, por lo que KIA no se hizo esperar. Es cuando en Noviembre del 2017 lanzó la versión EX Pack, la cual ha tenido un incremento en sus ventas debido a la inclusión de esta particularidad, así como luces LED interiores y asientos de piel.

Posee un diseño tanto jovial como dinámico, con aspecto de cubo y líneas bien marcadas, asimismo, cabe destacar las buenas dimensiones para las exigencias de la ciudad, ya que permite maniobrar adecuadamente pues la altura no excede el metro con 60 cm, mientras que de ancho mide 1.8 metros, ideal para espacios reducidos si es que tu garaje no es precisamente el más grande.

Confort y tecnología

En cuanto al interior, destaca su buena calidad de ensamble, posee plásticos duros en la consola central, además de que la firma quiso darle un toque de lujo incluyendo acabados tipo piano que realzan muy bien el habitáculo.

El sistema de infoentretenimiento es muy completo, ya que cuenta con conectividad Apple CarPlay y Android Auto, así como un buen sistema de sonido envolvente para quien gusta de escuchar su música favorita con buena fidelidad auditiva, denotando unas bonitas luces de cortesía alrededor de las bocinas que cambian de color aleatoriamente.

Incorpora controles de audio al volante para una conducción más segura y manejo del sistema de forma más efectiva, ya que el uso de la pantalla táctil de 5 pulgadas que tiene, se convierte en una cuestión compleja para el conductor si desea manipularla mientras va en movimiento.

La pantalla tiene cámara de reversa, y los espejos laterales ya cuentan con sistema de asistencia para cambio de carril, que sinceramente ayudan mucho al momento de virar, ya que la visibilidad que se tiene para realizar esta maniobra es deficiente debido al grosor del poste B.

El espejo retrovisor es electrocrómico, cuenta con llave presencial y encendido de botón desde sus versiones intermedias.

Seguridad

Cuenta con seis bolsas de aire, frenos ABS, sistema de asistencia al frenado y sistema de arranque en pendientes, así como sensores de detección de puntos ciegos que harán tu experiencia al volante una de las más seguras.

Cumple con todas las pruebas de choque realizadas por el IIHS (Insurance Institute for Highway Safety), además de reconocimientos en temas de seguridad por J.D. Power, como uno de los mejores vehículos, obtenido durante 3 años consecutivos.

Un manejo deportivo

Esta SUV está impulsada por un motor de 4 cilindros 2.0L que emana 150 caballos de fuerza y un par de 141 lb-pie.

La caja que utiliza es automática, pero también se puede ocupar la palanca para realizar los cambios para gozar de un manejo más deportivo, aunque seamos sinceros, obviamente no la quieres para competir en arrancones ni en cuartos de milla, aun así, es ideal para quien gusta de un manejo divertido y audaz.

En relación a la conducción, esta variante resulta muy suave y confortable, ya que la transmisión de seis relaciones juega un papel trascendente al momento de llevarla al límite. El vehículo responde muy bien al pisar el acelerador, cuestión importante al momento de manejarla a bajas revoluciones, vitalmente cuando se necesita realizar un cambio de carril o incorporarse a alguna vía rápida.

Modos de manejo

Hablando de las variantes que ofrece es importante citar que cuenta con 3 diferentes opciones, que son modo ECO, Normal y SPORT.

El modo ECO, es muy útil para trasladarse en la ciudad, ya que cuida muy bien el consumo de gasolina sin mermar mucho la potencia de 150 equinos que posee, mientras que en el modo SPORT, el manejo es más agresivo y muy respetable para un vehículo con estas características, ya que sin problema podría retar a cualquier deportivo que ronde el mismo caballaje, y la relación peso-potencia, no será nunca un impedimento para competir con un segmento diferente, como en este caso los hot hatches, que actualmente se han convertido en toda una tendencia.

Les compartiré que cada que utilizaba el modo SPORT si notaba un decremento en la autonomía del vehículo y me atrevo a decir que cada que lo programaba con esta configuración un cuadrito de gasolina se apagaba, lo cual quiere decir que menos de la mitad de un cuarto de tanque era consumido de inmediato, por lo que he de reconocer, es muy gastalona en esta variante de conducción, pero si no eres de los que suelen usar este modo y prefiere ahorrar, sin problema podría otorgarte un rendimiento combinado aproximado de 14 km/l.

Conclusión

Si buscas una SUV pequeña que te ofrezca beneficios en cuanto a seguridad, conectividad, tecnología, un manejo divertido y que a su vez tenga mucha onda para el día a día, sin duda es la mejor opción. Ya sea con el motor 2.0L o si eres más arriesgado y prefieres el 1.6 Turbo (por $50,000 pesos más), ambas podrán ofrecerte buenas prestaciones en cuanto a estos temas se refiere.

Ahora que, si requieres de más espacio, te recomiendo la Duster, que puede ofrecer una cajuela y un habitáculo con mayor amplitud.

O bien, si tienes unos pesos más y te gusta la marca, puedes brincar a su hermana mayor la KIA Sportage.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos