Kia Sorento 2019 a prueba
19/01/2018 Reportes de Manejo

Kia Sorento 2019 a prueba

El vehículo de siete pasajeros de la marca coreana recibe algunas mejoras

Kia Sorento - Una ligera manita de gato

Para nadie es un secreto que los coreanos de KIA han llegado a comerse la mayor cantidad de rebanadas del jugoso pastel que representa el mercado mexicano, el fenómeno KIA es un caso de estudio – y un dolor de cabeza- para toda la industria establecida en México.

El posicionamiento de la marca se ha conseguido gracias a un abanico de productos muy bien pensado y segmentado de forma tal que les permita colocarse rápidamente como los líderes en cada uno de los segmentos, los casos específicos han sido los modelos Soul, sin olvidarnos del Rio y el Forte, ambos hechos en México.

Conozcamos la Sorento 2019… ¿2019? ¡Así es aunque 2018 apenas inicia, ya nos presentan un 2019, y probamos la más equipada es decir la SLX AWD!

Estéticamente es casi igual a la que probamos hace algún tiempo, y si no lo recuerdas, aquí puedes recordar esa prueba de manejo.

Precio Estimado entre $650 a $700 mil pesos (No hay precio oficial publicado por KIA México)

¿Qué cambió?

En el exterior encontramos una óptica rediseñada, Full LED, en la parte baja de la fascia delantera hay un elemento visual que nos remite inmediatamente al Sportage, ya que las luces de niebla son similares, en lugar de recurrir –como en el modelo anterior- a una unidad redonda, ahora hay un set de cuatro proyectores pequeños colocados, dos sobre dos. La parrilla también tiene un sutil rediseño y ahora se nota más marcado el rasgo llamado “Tiger Nose” creado por Peter Schreyer, jefe de diseño de KIA. En los laterales no encontramos diferencia alguna y en la parte trasera nos topamos con un sutil rediseño de la óptica posterior, así como algunos trazos de diseño más suaves, las salidas de escape son distintas y los rines también cambiaron de diseño.

Características Técnicas y Mecánicas

Las especificaciones son las mismas que en el modelo anterior, es decir un motor V6 de 3.3 litros normalmente aspirado. Una de las mejoras del modelo 2019 es la nueva caja automática de ocho cambios, que envía la fuerza de tracción –según se necesite- a las cuatro ruedas gracias a un sistema de tracción integral

La entrega de potencia es la misma que en el modelo anterior, es decir 290hp en el rango de las 6,400 revoluciones, la fuerza de torque aumentó 20 libras gracias a la nueva calibración del tren motor, la cifra es: 252 lb-pie a 5,300 vueltas.

Las dimensiones también son similares al modelo anterior: Largo total 4,780 mm, Ancho 1,890 mm, la altura es de 1,685 mm y la distancia entre ejes es de 2,780 mm, por último el peso es cercano a las dos toneladas. En cuanto a seguridad cumple a cabalidad ya que tiene seis bolsas de aire, frenos ABS y control de estabilidad. Consiguió las más altas calificaciones de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA)

Infoentretenimiento e interiores

En este rubro es donde más adiciones y novedades encontramos, la principal es la incorporación de Apple CarPlay y de Android Auto, con las que no contaba el modelo anterior, dichas aplicaciones se controlan desde la pantalla táctil de 7 pulgadas. Otra de las novedades es que ahora ofrece un “pad” de carga por inducción (inalámbrica) para teléfonos compatibles. Los apspectos generales son básicamente los mismos, y los cambios notorios son el diseño y configuración del volante, y de la palanca de cambios.

Manejo

En este rubro no hay muchas diferencias con el modelo anterior, la calibración del motor nos otorga 20 lb-pie más de torque, y la transmisión de ocho velocidades nos hace rodar en carretera –que es en donde verdaderamente se le saca partido a las cajas de tantas velocidades- en donde circulamos a buenos promedios, lease 120- 130 km/h con el motor “girando” a 2,500 revoluciones.

La versión tope de gama –que es la que probamos- tiene muchas asistencias: Frenado automático, control de crucero adaptativo, alerta de puntos ciegos y tráfico cruzado. Además cuenta con advertencia de cambio de carril, una asistencia un tanto cuanto incómoda e intrusiva en maniobras de rebase.

El desempeño es bueno y una de las cosas más notorias es la buena calidad de ensamble y la sensación de solidez al ir circulando, aunque los caminos no estén en óptimas condiciones.

Conclusión

Sorento es un vehículo con un diseño sobrio –quizá demasiado- comparándolo con la frescura del Soul, o la agresividad visual del Sportage, amplio y cómodo, sus competidoras estadounidenses se han ido renovando, y aunque aun tenemos Sorento para rato, el diseño se empieza a ver viejo.  

 

¿Qué opinas? Cuéntanos