Nissan X-Trail Hybrid 2018 a prueba
05/01/2018 Reportes de Manejo

Nissan X-Trail Hybrid 2018 a prueba

La primera opción híbrida de la categoría, ¿pero es más ahorradora?

Nissan X-Trail Hybrid a prueba

El segmento de las SUVs compactas es sin temor a equivocarme el más competido y feroz del mercado. Ya no basta solo con participar, una apariencia más elevada y camionetosa no es suficiente; el comprador o más bien compradora de este tipo de vehículos, demanda primeramente moda, pero también; diseño, tecnología, seguridad, calidad, valor y equipamiento.

Un tipo de cliente analítico, racional y muy exigente.

Queda claro que Nissan considera que hay un porcentaje de ellos que no solo buscan una SUV, sino también mejor eficiencia de combustible, así como menos emisiones contaminantes, sin embargo, antes de entrar en detalles vale la pena hacer un poco de memoria.

La Nissan X-Trail de actual generación debutó en la segunda mitad de 2014 consolidando dos productos que hasta ese momento habían sido desarrollados para distintos mercados. Por un lado, la X-Trail y por el otro la Rogue, aunque México era un caso atípico en el que se vendían ambos.

Tras la renovación, X-Trail resultó una grata sorpresa, entregando estilo, versatilidad y buen nivel de equipamiento. Tanto así que logró convertirse en la más vendida del segmento superando a la aparentemente imbatible CR-V que en aquel momento había recibido solamente una actualización menor.

Para 2017 se volvió a dar la misma situación, solamente que justo al revés. La CR-V se renovó por completo, mientras que X-Trail presentó una actualización menor, que consiste en cambios estéticos y de equipamiento principalmente, así como la adición de tecnologías de seguridad. Estas últimas se han convertido en buena parte de su propuesta de diferenciación y valor.

Si bien es cierto, ante la renovación, la CR-V se colocó como el rival a vencer, el exponente de Nissan se mantiene como una opción relevante en buena medida gracias a su agresivo posicionamiento de precio, que la coloca como una opción de buen valor.

Discreta es su segundo nombre

Visualmente resulta muy difícil distinguir a la X-Trail Hybrid del resto de las versiones y pareciera que la X-Trail Hybrid se avergonzara de ser diferente a sus hermanas, algunos cambios menores en fascias y parrilla, así como colores específicos le habrían venido muy bien. Justo como Toyota diferencia a un Camry Híbrido de uno común.

En este caso, salvo por unos anagramas pequeños en los costados y parte trasera del vehículo, así como el emblema de Nissan en la parte frontal que en este caso va por detrás de una mica, no hay más cambios.

En realidad, la razón en el cambio del emblema es la presencia de un radar frontal necesario para el funcionamiento de algunos de los sistemas de seguridad que incorpora y de los cuáles hablaremos más adelante.

Manejo

Tras el volante, lo más destacado evidentemente es el tren motor. Se trata de un 2.0 litros de 140 hp y 144 lb-pie de torque que se complementa con un motor eléctrico de 40 hp y 144 lb-pie de torque que en conjunto entregan 173 hp y 262 libras de par motor gestionados por una transmisión continuamente variable CVT. La batería por su parte, es de iones de litio y tiene una capacidad de 35 kWh.

Es importante señalar que NO es un plug-in hybrid, por lo que se podría decir que si bien es cierto, no es necesario conectarlo a un tomacorriente para recargar la batería, también lo es que la autonomía en modo eléctrico es meramente simbólica.

Entonces tenemos un par de distintos escenarios para recargar la batería, el primero es a través del sistema regenerativo de la frenada y que al mismo tiempo se traduce en un pedal de freno que transmite una sensación esponjosa y ligeramente desagradable, con un recorrido además demasiado largo. Y es que, al frenar el pedal se hunde con facilidad y sin presentar la firmeza que nos gustaría, aunque esto no significa que la X-trail Hybrid carezca de buena capacidad de frenado. Al frenar con contundencia, se detiene de manera efectiva, es solo que al emplear dicha tecnología el pedal se comporta diferente. Un tema de acostumbrarse.

La otra manera para recargar la batería es al transitar por pendientes, en donde un clutch desconecta al 2.0 litros de la caja para entonces permitir que el motor eléctrico funcione como un generador.

Cuando desactivamos el modo ECO, la respuesta es sustancialmente más alegre en comparación con la variante común, aunque ese letargo característico en la respuesta sigue presente debido a la caja CVT, pero aun así se siente ágil. En resumen, Las aceleraciones son más contundentes.

Un punto que no puedo dejar de mencionar, es que si bien es cierto, la X-Trail Hybrid está bien ensamblada, es decir no hay ruidos o rechinidos molestos (por lo menos ahora que es nueva), en términos de refinamiento se quedó un poco atrás en comparación de sus rivales directos ahora que éstos se renovaron por completo, es decir Honda CR-V, Mazda CX-5 o Chevrolet Equinox.

Y es que la manera en que filtra los ruidos de la suspensión al caer en un bache o circular por superficies en mal estado, la robustez que transmite todo el conjunto, así como la calidad de marcha se siente inferior al de dichos rivales.

¿Y el consumo apá?

De acuerdo con Nissan la variante híbrida de la X-Trail entrega un rendimiento de hasta 17.18 km/l en ciudad, sin embargo, en condiciones reales y apegándonos a los valores que nos entregó la computadora de la camioneta nos dio un consumo de 8.7 l/100 km, que traducido a kilómetros por litro es 11.5 km/l.

Estos valores además fueron obtenidos utilizando la X-Trail siempre en modo ECO y cuidando los consumos, aunque claro, sin exagerar. Es decir, encendíamos el climatizador cuando era necesario y nunca circulamos a velocidades ridículamente lentas. Con lo cual puedo asegurar que me llevé una enorme decepción.

Incluso algún colega me comentó durante el evento de presentación a medios de la Nissan X-Trail Hybrid en la Ciudad de México, que él tiene una X-Trail común y ha logrado obtener rendimientos de hasta 11 km/l, no me consta, pero viniendo de alguien que sabe hacer pruebas de consumo me pareció importante mencionarlo. Si consideramos lo anterior, el rendimiento que logramos con la X-Trail Hybrid resulta francamente decepcionante.  

Seguridad

Si hay un aspecto en donde podemos decir que la Nissan X-Trail Hybrid se pone en lo más alto de su categoría es el de la seguridad. Además de elementos obligados como Bolsas de Aire, ABS y ESP

Encontramos un conjunto de tecnologías de última generación englobadas en un concepto que la marca denomina Nissan Intelligent Mobility. Para empezar, ¿recuerdas que había comentado del radar culpable de que ahora tengamos una mica con el logo de la marca en lugar de un emblema?

Bueno su presencia significa que tenemos Control de Crucero Inteligente y Frenado Automático de Emergencia. A esto se le suman: monitor de punto ciego, alerta de tráfico cruzado y cámara de 360°.

Confort

En el interior los cambios en relación con la variante no híbrida también son difíciles de encontrar y se reducen al botón ECO ubicado a la izquierda del volante, la aguja que se encuentra en la parte inferior del tacómetro y que nos indica que tanta energía del sistema eléctrico estamos utilizando en tiempo real, así como menús específicos relacionados con el consumo de energía que se despliegan tanto en la pantalla central, como en la de información ubicada en el cluster de instrumentos.

Por lo demás, la X-Trail Hybrid mantiene el nivel de materiales y ensamble que y conocíamos y que podría calificar como una de sus fortalezas.

A nivel de equipamiento está basada en la versión Exclusive del modelo (la tope de gama), con lo cual entrega elementos como volante multifunción, sistema de info – entretenimiento Nissan Connect con pantalla táctil de 7”, climatizador automático bizona y un techo panorámico que es gigante.  

Conclusión

La X-Trail Hybrid brilla por su completísimo equipamiento de seguridad que incluye frenado de emergencia y control de crucero de inteligente, así como los beneficios a los que accede por ser un vehículo híbrido como; exención del pago de Tenencia e ISAN, así como el no verificar durante 8 años, previo a la obtención del holograma de Exento y por último el 20% de descuento en vías de peaje de la Ciudad de México gracias al Ecotag de Televía.

Sin embargo, como híbrido, el rendimiento de combustible es francamente bajo, con lo cual si lo que se busca es ahorrar en serio en ese sentido hay dos opciones. Por un lado optar por un híbrido específico como Prius o Ioniq. O bien, si a fuerza tiene que ser una SUV, invertir un 16% más para acceder al MINI Countryman Plug-in Hybrid, que supera por amplio margen a la X-Trail en todos los apartados. Autonomía eléctrica, rendimiento de combustible o capacidades dinámicas.

Adicionalmente, en términos de refinamiento y calidad de marcha, la X-Trail se quedó un paso atrás en comparación con nuevos y completamente renovados exponentes como la Chevrolet Equinox, GMC Terrain y ya ni decir de las referencias de la categoría, es decir Honda CR-V y Mazda CX-5.

 

¿Qué opinas? Cuéntanos