Toyota Corolla 2017 a prueba
02/08/2017 Reportes de Manejo

Toyota Corolla 2017 a prueba

Es el auto más vendido en el mundo

Esta vez tuvimos a prueba al Toyota Corolla 2017 que contiene una serie de mejoras enfocadas al diseño y equipamiento, todo ello con el fin de seguir sumando ventas y continuar su reinado como el auto más vendido del mundo.

El más vendido

Muchos podrán decir que este vehículo es el más vendido por la cantidad de años que lleva en el mercado o por el precio accesible es un gran factor de su éxito, y sí, estos dos elementos han sido fundamentales para que en sus 50 años de vida sume 44 millones de unidades.

Pero más allá de la antigüedad y accesibilidad en cuestión de precio, hay un par de factores clave más que propician un alto nivel de ventas de este sedán, que por cierto en sus orígenes era un dos puertas, el bajo consumo de combustible y la confiabilidad. 

Si sumamos todo lo anterior podemos comprender por qué Toyota vende más de un millón y medio de unidades del Corolla cada año, y por qué está situado como uno de los más vendidos en varios países como Estados Unidos. Aún con todo ese abolengo de ser el best seller del mundo, en México este modelo tiene a dos huesos duros de roer, estamos hablando del Volkswagen Jetta y del Nissan Sentra que dominan el sector de los sedanes compactos, el segundo más peleado después de los subcompactos.

Así que, con el objetivo de dar batalla en la regiones donde no es líder y mantenerse en los primeros lugares de ventas donde si lo es, la onceava generación del Corolla ha recibido algunas adecuaciones estéticas que además de modernizarlo anticipan que la futura generación será más deportiva y radical que nunca. Sólo como dato curioso, la primera generación marcó historia en la industria del automóvil al introducir nuevas tecnologías como la suspensión delantera MacPherson, un motor compacto con un cigüeñal de cinco rodamientos, limpiaparabrisas de dos velocidades y luces de reversa.

Ahora luce más agresivo y deportivo

Aunque se trata solamente de un facelift, la carrocería principalmente la parte frontal luce más atractiva gracias a que recibe iluminación LED y una parrilla más grande y con rasgos más marcados que su antecesor. Algo muy interesante es que la parte de adelante tiene dos personalidades y que son adoptadas según la versión. En las de entrada, la parrilla tiene los trazos interiores lineales, mientras que en las versiones superiores se distinguen  por un par de elementos que acompañan al logo, así como por el tramado de panal y los paneles en negro de las luces de LED.

Más cambios en el interior

Junto a estos cambios en el exterior, el habitáculo también presenta una serie de adecuaciones que por muy ligeras que sean no dejaremos de mencionarlas. Aunque a primera vista luce similar al modelo anterior, encontramos algunas transformaciones en la arquitectura del tablero, principalmente en la parte central donde está ubicado el sistema del aire acondicionado que dice adiós a las perillas para recibir botones e indicadores digitales.

En estas épocas donde la tecnología marca la pauta, el Corolla monta una pantalla táctil de 7 pulgadas para el sistema de información y entretenimiento. Algo que debemos destacar de este display, es que además de venir de serie, es fácil de operar y contiene gráficos de buena resolución, inclusive la cámara de reversa nos entrega una excelente visión de lo que pasa atrás de nosotros. Eso sí ni la versión más equipada contiene Apple CarPlay y Android Auto, dos interfaces que cada vez más se vuelven obligatorias en los automóviles.

Desde la perspectiva del conductor es posible apreciar el nuevo diseño del volante que ahora es más ergonómico y con botones más intuitivos, y el cuadro de instrumentos que ahora un centro de información monocromático de 3.2 pulgadas en las versiones de entrada y de 4.2 pulgadas a color en las versiones superiores como es el caso del que manejamos.

Como es costumbre en los vehículos de Toyota, la calidad de ensamble y de los materiales es de llamar la atención, aunque como siempre en este segmento existen algunos plásticos que no son de lo mejor, tal es el caso de los paneles de las puertas en donde hay plásticos duros que tratan de imitar el cuero. Aun así es de lo mejor que podemos encontrar en cuestión de acabados y diseño.

En la parte posterior, este Corolla destaca por el gran espacio para las piernas, permitiendo acomodar fácilmente a dos personas. Haciendo un paréntesis pudimos darnos cuenta que no hay salida del aire acondicionado ni conectores USB o de perdida de 12 volts.

Pero además de ofrecer un gran confort en las dos filas, la cajuela ofrece una amplia apertura que facilita la carga y descarga de objetos o equipaje y un volumen abundante, aunque frente a sus rivales a vencer, es decir, el Volkswagen Jetta y Nissan Sentra queda demasiado lejos. Y vaya que si hay una diferencia de espacio, y es que mientras el Corolla ofrece 369 litros, el Jetta y el Sentra superan los 500 litros, al registrar 510 y 503 litros, respectivamente.

 

Manos al volante

Como lo mencionamos en un principio unas de los grandes atributos de este Corolla es el ahorro de gasolina, por lo que esa sensación de arrojo que muchos buscan queda en segundo término. Pero bueno queda claro que el objetivo de este vehículo no es romper récords de velocidad, sino más bien ofrecer un confort de marcha cómodo y en cierta medida eficaz cuando se requiere hacer algún rebase.

Esta economía de combustible es cortesía del motor de 4 cilindros de 1.8 litros que una vez llegadas a las 6,100 rpm entrega 140 hp, mientras que a las 4,000 rpm logra su par máximo de 126 libras-pie.

Queda claro que esta disparidad que existe entre la potencia y torque, y que en la mayoría de los competidores no es tan apartada, es notable al recorrer en pendientes, o bien al tener que realizar un aceleración enérgica o al arrancar. Ese famoso empuje que sentimos al acelerar queda a deber. 

Fiel a la costumbre de Toyota y muchas otras marcas japonesas, el motor de cuatro cilindros es acompañado de una caja CVT. A pesar que esta caja no es muy bien recibida por no ofrecer ese carácter de dominio y sacar el mejor provecho de la potencia del motor, el consumo de combustible no sería tan eficaz. Estamos hablando de un consumo promedio de 11.5 km/l.

Para aquellos que desean sentir un cierto grado de deportividad y tener un mayor control del motor, es posible hacer los cambios simulados desde estas paletas o por medio de la palanca para evitar lo monótono que resulta ser esta caja. Igualmente es posible hacer más sensible el tacto del pedal del acelerador por medio de un modo de manejo Sport.

Esperemos que para el cambio generacional, la palanca tenga un seguro para hacer los movimientos de marcha. Y es que la que porta actualmente puede pasar de Drive a Neutral e incluso Reversa sin la menor objeción.

Continuando con el manejo, este Corolla tiene una calidad de paseo equilibrado y se mantiene suave y cómodo sobre los baches o pavimento desigual. Por su parte, la dirección muestra un comportamiento bastante estable.

Respecto a la seguridad las versiones tope equipan un amplio inventario de seguridad que van desde el sistema de frenado antibloqueo, distribución electrónica de fuerza de frenado, asistencia de frenado, control de tracción y control de estabilidad.

En sintesis

Con todo lo anterior podemos decir que el Corolla tiene todos los atributos para continuar en el reinado del auto más vendido del mundo, y como lo dijimos en un principio la cantidad de vehículos no sólo se debe a la cantidad de años en el mercado, sino que es un auto que reúne muchos atributos que difícilmente podemos encontrar en un solo automóvil.

Precios 


Versiones

Precios

C

$249,900 pesos

Base MT

$264,900 pesos

Base CVT

$274,900 pesos

LE

$299,900 pesos

SE MT

$309,900 pesos

SE CVT

$329,900 pesos

SE plus

$349,900 pesos

 

 

Toyota Corolla 2017 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos