Honda City 2018 a prueba
15/07/2017 Reportes de Manejo

Honda City 2018 a prueba

Tiene todos los atributos para dar pelea a los más vendidos

A tres años de la aparición de la cuarta generación del Honda City, este modelo catalogado como la versión sedán del Fit, recibe una serie de mejoras enfocadas al diseño y equipamiento.

La popularidad de los sedanes subcompactos

Por mucho que los SUVs estén acaparando el mercado automotor, especialmente quitando terreno a los sedanes, existe un segmento que seguirá siendo un éxito en tierras mexicanas; nos referimos al de los subcompactos.

Dicho sector, especialmente hablando de los modelos de cuatro puertas, es el que más ventas genera de mes a mes. Basta decir ocho de los 10 autos más vendidos en México son sedanes y que ocho de los 10 más vendidos son subcompactos -segmento en el que precisamente se encuentra el City- para ver que aquí existe una batalla bastante peleada.

Ante esta dura competencia, los modelos tienen que actualizarse continuamente para estar al día, ya sea para conservar el reinado, aspirar a el, o bien acercarse a los que dominan el mercado. Hablando específicamente del City, la cuarta generación fue sometida a una renovación de forma sutil precisamente para ser uno de los sedanes subcompactos preferidos.

Ligeros cambios en el exterior

Pese a que no existen cambios radicales en materia de diseño, ya que su antecesor aun lucía vigente, el facelift está enfocado a otorgar una serie de elementos de confort que enriquecen el inventario del equipamiento.

Por esta razón, la carrocería del Honda City 2018 luce ligeras transformaciones, ejemplo de ello es el rediseño de la parrilla, las fascias, las luces diurnas que ahora son de LED, los rines que dependiendo de la versión son de 15 o 16 pulgadas y la antena de aleta de tiburón.

Debido a que sólo fueron estos los cambios en el exterior, las dimensiones de la carrocería se mantienen intactas, esto significa que conserva el largo de 4,455 mm y la distancia entre ejes de 2,600 mm. Hay que decir también que dentro de la paleta de colores ve la llegada de un tono rojo.

En relación al equipamiento

Claro que como siempre lo mejor lo encontramos en la versión tope de gama en este caso denominada como EX. Aquí el City 2018 obtiene volante con mandos para el audio y control de crucero, pantalla de siete pulgadas, Bluetooth, radio con ocho altavoces, encendido por botón, puertos USB y cámara de reversa con diferentes ángulos de visualización. Eso sí queda a deber el Apple CarPlay, Android Auto y la perilla para controlar el volumen en lugar de los botones táctiles.

Algo que no podemos pasar por alto es la ergonomía y la calidad de los plásticos, mismo que son superiores a la mayoría de los contrincantes.  Uno de los puntos que también debemos resaltar es el aire acondicionado que en lugar de las clásicas perillas tiene controles táctiles e indicadores digitales.

Gran espacio interior

Al mantener la misma la longitud de la carrocería y la distancia entre ejes se mantienen intactas, el volumen de la cabina continua siendo sumamente generoso. Sobre todo en el espacio que existe para las piernas de los pasajeros de la fila posterior. Además de este espacio podemos gozar de esta salida del aire acondicionado para la fila posterior misma que viene de serie.

No obstante que el confort del habitáculo se pone a la par de los sedanes compactos, la cajuela es igual de amplia, sin embargo, sus 396 litros lo dejan por debajo del Volkswagen Vento con 455 litros, Nissan Versa con 460 litros, Chevrolet Sonic con 466 litros y Toyota Yaris con 506 litros, por ejemplo si queda por arriba del Kia Rio con 388 litros y del Ford Fiesta con 362 litros.

Rendidor de gasolina

Al andar, el Honda City 2018 tiene el mismo desplante que su antecesor debido a que no existieron cambios en el tren motor. Esto quiere decir que ofrece los mismos 118 hp y 107 libras-pie de torque provenientes del cuatro cilindros de 1.5 litros.

Es un hecho que términos de poder está ubicado por debajo del promedio de sus competidores, sin embargo, esto queda recompensado con el consumo de combustible combinado de 20 km/l, lo que representa una autonomía cercana a 800 kilómetros.

Esta gran eficiencia no sólo se debe al pequeño motor, sino también es orientada por la ligereza del vehículo, el trabajo de la caja CVT y el modo de manejo Eco que podemos activar con sólo presionar este botón. Una vez que se decida rodar bajo este régimen veremos como el motor trabaja a menos revoluciones y el acelerador se vuelve más sensible.

Su mejor papel es en la ciudad

Aunque el City obtiene su mejor papel al transitar en zonas urbanas es un hecho que al salir a carretera tiene un papel decente debido a que sus objetivos son otros, pero cuando hay que hacer viajes en autopista lo puede hacer sin la menor objeción.

Si es necesario obtener una aceleración enérgica, basta pasar la palanca de velocidades de Drive a Sport para tener una respuesta más fuerte. De igual forma es posible tener un mayor control del rango de revoluciones por medio de las paletas del volante. Si no ponemos exigentes la opción de hacer los cambios desde la palanca no hubiera sido mala idea.

Así como alabamoss la eficiencia de combustible y el buen balance de la suspensión, hay algunas cosas a mejorar.

Una de ellas es el ruido del motor generado cuando se pisa a fondo el acelerador y la otra es la dirección que es demasiado blanda por lo que no nos brinda una retroalimentación optima. 

Hasta aquí todo era perfecto

Aún en la versión más equipada, este sedán solamente contiene airbags frontales, sistema de frenos antibloqueo, distribución electrónica de frenado  y frenos de disco en las ruedas delanteras.

En definitiva

Así que nos queda a deber el control de estabilidad y de tracción, así como bolsas de aire laterales; tres elementos que se han hecho básicos en la mayoría de sus competidores.

Precios y versiones

Versión

Transmisión

Precio

LX  

Manual

$249,900 

LX  

CVT

$265,900

EX 

CVT

$287,900

 

Honda City 2018 a prueba

¿Qué opinas? Cuéntanos