Subaru Outback 2017 a prueba
07/04/2017 Reportes de Manejo

Subaru Outback 2017 a prueba

Una opción a considerar si lo que se busca es una camioneta con un gran espacio y un desempeño sobresaliente

Independientemente de las unidades vendidas por Subaru en nuestro país, es un hecho que el Outback tiene todo a su favor debido a que es una de las tantas opciones que ofrece el segmento de las SUVs. Pero dejando a un lado si las camionetas utilitarias están de moda, este ejemplar, que si bien no tiene la misma fama que otros modelos, ofrece una serie de atributos que permiten sea mejor a sus contendientes. Asimismo, al ser un vehículo con una menor cantidad de unidades vendidas lo hace hasta cierto punto un vehículo que casi nadie tiene, por lo tanto destaca de la multitud.

Una SUV al estilo guayín 

Hablando específicamente del diseño, el Subaru Outback insiste en guardar ese espíritu de las añoradas guayines pero llevado a las dimensiones de un Sport Utility Vehicle, en pocas palabras podemos definir a la quinta generación de este japonés como un station wagon agrandado. Tal vez para muchos el estilo de un vehículo guayín no sea del agrado, sin embargo, este tipo de vehículos que desgraciadamente no han tenido la popularidad deseada en nuestro país ofrecen una mejor habitabilidad que un sedán, por ejemplo. Así que si traspolamos esta particularidad a una SUV el resultado es el mismo, debido a que la caída el techo no es tan marcada como en la mayoría de las camionetas de la actualidad. Sólo queda poner en la balanza si lo que desea es tener un vehículo con un estilo más deportivo o mayor espacio interior.

 

Espacio de sobra

Al igual que la mayoría de las SUVs de la actualidad, la posición de manejo de la Subaru Outback es lo más parecido a un sedán o un hatchback, el único detalle que marca diferencia es el incremento en la altura, aunque en el caso de este ejemplar no es tanto debido a que el centro de gravedad está por debajo del promedio del segmento. De igual forma, podemos destacar la gran visibilidad que se tiene al volante gracias al gran ángulo del parabrisas, al diseño de las ventanas y a que los espejos laterales están montados sobre las puertas y en los marcos.

Ahora bien, en términos de espacio interior, la Outback es uno de los modelos que ofrecen la mayor cantidad de volumen en la cabina, lo anterior queda corroborado en la amplitud para hombros y piernas de las personas que viajan en la segunda fila. Asimismo, destaca la zona de carga con capacidad de 1,005 litros, mismos que crecen a 2,075 litros una vez que los respaldos abatibles 60/40  quedan en posición horizontal. Ya que estamos en esta zona del vehículo hay que mencionar que dispone de apertura y cierre eléctrico.

Bien equipada 

Aunque los plásticos del interior no alcanzan la calidad que merece un vehículo de más de $500,000 pesos, la Outback dispone de quemacocos, asiento eléctrico para el conductor, volante forrado en cuero y una pantalla de siete pulgadas que permite operar el sistema de audio y el navegador en el caso de la versión Limited. De igual manera, esta variante que fue la manejamos equipa un display de 3.5 pulgadas en el cuadro de instrumentos, asientos delanteros y traseros con calefacción, ajuste del aire acondicionado por comando de voz y sonido Harman Kardon con 12 bocinas y subwoofer. Por el precio y cantidad de equipamiento hizo falta la llave remota y encendido de motor por botón.

Agilidad al volante

Al seguir la filosofía de utilizar un motor con seis cilindros ubicados de forma opuesta, es decir de tipo Boxer, este SUV ofrece un centro de gravedad más bajo, por lo que la altura con respecto al piso de 220 mm en la practica se percibe como si fuera menor. Así que al sumar esta sensación de manejo más baja junto con el sistema de tracción integral y las asistencias electrónicas -control dinámico del vehículo, de torque vectorizado y de tracción-, podemos decir que la estabilidad de esta camioneta es sumamente superior. 

De lo que si estamos seguros es que el motor de seis cilindros de 3.6 litros tendría un mejor papel en caso de que fuera dirigido por una transmisión automática y una CVT. Y es que aun con las paletas de cambio el desempeño del bloque es aletargado ante la labor de la caja que entrega esa deportividad que si encontraríamos en un SUV que ronde los 256 hp y 247 libras-pie de torque como los que cuenta la versión Limited de esta Outback. Algo que si no tiene queja es la capacidad de aceleración, al ser un motor de aspiración natural la entrega de poder no tiene un impedimento para alcanzar su máximo a las 6,000 rpm en el caso de la potencia y 4,400 rpm para el torque.

Acorde al medidor de combustible, podemos decir que el seis cilindros ofrece una autonomía de 750 kilómetros, esto como consecuencia de registrar un aproximado 10.5 km/l. Si bien, la distancia por recorrer es conveniente hay que tener en cuenta que el tanque de combustible se llena con 70 litros -cerca de 1,200 pesos de gasolina Premium-. En caso de buscar un menor consumo y una poder mesurado está la versión Premium que porta un Boxer de cuatro cilindros de 2.5 litros con 175 hp y 173 libras-pie de torque.

Conclusión

Es un hecho que el estilo de la Outback no es el más llamativo, moderno y barato del segmento, sin embargo, el manejo que ofrece es sumamente ágil para las dimensiones del vehículo. Aunado a lo anterior, el volumen del habitáculo es basto para los pasajeros y equipaje, y posee un equipamiento de serie equiparable al de una SUV de lujo. 

Precios 

Subaru Outback 2017
Versión Precio
Outback Limited 2.5  $553,900
Outback Premium 3.6  $628,900

 

Galería Subaru Outback 2017

Subaru Outback 2017

1 de 25

¿Qué opinas? Cuéntanos