KIA Niro 2017 a prueba
22/02/2017 Reportes de Manejo

KIA Niro 2017 a prueba

Un crossover híbrido, interesante y cargado de tecnología

 

Antecedentes

Si eres de los que deseas evitar la molesta la verificación, dejar de pagar tenencia y además ahorrar en costos de gasolina, la marca coreana KIA nos trae una nueva solución a nuestro mercado, el Niro 2017, un crossover híbrido que viene a competir directamente contra el Toyota Prius, líder de ventas a nivel mundial en híbridos.

En 2013, KIA nos lo presentó a manera de prototipo mediante el Niro Concept en el Auto Show de Frankfurt.

Aunque es un vehículo híbrido también es un crossover subcompacto por lo que compite contra ejemplares como el Mazda CX-3, Honda HR-V, Nissan Kicks y Chevrolet Trax entre otros.

Se comercializa en una sola versión denominada EX. Precio: $508,400 pesos

 

Diseño

Mientras que el Prius es un vehículo muy diferenciado dentro de la marca Toyota, el KIA Niro es muy homogéneo en cuanto a otros modelos de la gama. Pues se mantiene todo el lenguaje de diseño de la marca, y resalta por supuesto la característica parrilla con faros de tamaño discreto, luces diurnas LED y de niebla en frente.

Destacan de los laterales los rines de 18 pulgadas de aluminio y los espejos laterales retráctiles. Posee una longitud de 4.3 m y la distancia del chasis al piso es de 16 centímetros.

De atrás nos llama la atención las calaveras mesuradas, el diseño curvo de la cajuela, alerón como difusor y la inscripción que nos indica que es un vehículo híbrido.

 

Mecánica y datos técnicos

Lo más interesante por supuesto de este KIA Niro se encuentra bajo el cofre, pues se mueve gracias a dos corazones un motor a gasolina y otro eléctrico.

El motor a gasolina es de 1.6 L de cuatro cilindros, tiene 105 caballos y 109 Lb-pie de torque, mientras que el eléctrico es de 43 equinos y 125 Lb-pie de par máximo; en total tenemos una potencia combinada de 141 caballos y 194 Lb-pie de torque.

La caja es automática de doble clutch de seis velocidades y tenemos frenos de disco en las cuatro ruedas.

Tenemos una potencia combinada de 141 caballos y 194 Lb-pie de torque.

El motor eléctrico es impulsado por baterías de polímero de iones de litio, que se recargan principalmente con el rodamiento, cuando dejamos de acelerar y con el motor de gasolina cuando el porcentaje de energía es bajo. Esto es ideal pues te evitas la molestia de conectarlo a alguna toma de corriente.

En el tema de seguridad incorpora todo lo necesario: siete bolsas de aire, sensores de punto ciego y tráfico cruzado, frenos ABS, control de estabilidad y asistente de arranque en pendientes.

 

Interior y equipamiento

Del habitáculo hay que resaltar la calidad de piel de asientos, volante y palanca de cambios. Los plásticos son suaves al tacto, aunque los de la parte baja de la consola son más duros.

En lugar de un sistema de infoentretenimiento tenemos un radio con pantalla táctil, el display es pequeño, permite sincronizar teléfono por Bluetooth reproducir música y hacer llamadas, posee entrada auxiliar y USB. Estaría mejor que trajera un sistema de infoentretenimiento con conectividad para Carplay como Android Auto.

Adicionalmente del equipamiento destaca cámara de reversa con sensores de estacionamiento, aire acondicionado automático bizona, controles en el volante, asiento eléctrico de conductor, encendido y apertura presencial, quemacocos como cargador por inducción.

Algo que no nos gustó para nada es que el freno de mano, que de hecho se activa con el pie es manual, aquí es donde no tenemos congruencia con toda la tecnología del auto, estaría ideal uno eléctrico.

Trae freno de mano manual, uno eléctrico sería perfecto.

El espacio para pasajeros es generoso tanto para plazas delanteras como traseras. La cajuela es bastante grande (550 L, no fue afectada pues las pilas del motor fueron colocadas debajo de los asientos de la segunda fila) y si deseas más espacio puedes plegar los asientos, los cuáles son 60/40. La llanta de refacción es de rin normal.

 

Manejo

El KIA Niro posee un tablero de instrumentos analógico como digital, trae velocímetro y otro para monitorear el proceso de desempeño en el que se encuentra (charge, eco o power). Existe un tercero justo en medio, el cual nos sirve para observar el flujo de energía, si la pila está siendo cargada por el propulsor, si la batería está dando potencia a las ruedas o el motor está también impulsando el auto. Todo el tiempo estás monitoreando el desempeño del vehículo.

La aceleración que otorga es bastante buena, pues al arranque tenemos el torque que da el motor eléctrico (esto para no contaminar y ahorrar gasolina), después dependiendo si vamos muy rápido o llevamos una velocidad moderada, el motor a gasolina trabaja según se requiera.

Pero si necesitamos de un manejo ágil, divertido y veloz, consta de una opción Sport. Ésta otorga toda la potencia como el torque a la orden del pedal, la probamos en ratos en carretera y hemos de decir que nos gustó mucho pues el auto se transforma para darnos las mejores prestaciones de dos mundos: el motor de gasolina y el eléctrico.

Ofrece manejo divertido y más en modo Sport.

Los cambios de la caja son rápidos, muy precisos (se nota al instante que es de doble embrague) y en modo Sport se hacen manuales, éstos entran al instante al mover la leva de velocidades.

Finalmente, el funcionamiento de la suspensión nos gusta, da mucha estabilidad y aminora el paso de baches como hoyos. La dirección transmite muy bien las deformaciones como condiciones del camino.

 

KIA Niro VS Toyota Prius: prueba de rendimiento

Con el objeto de conocer si las prestaciones de consumo son realmente buenas en el KIA Niro, decidimos ponerlo a prueba contra el líder mundial de ventas en híbridos el Toyota Prius.

En los dos autos transitamos la misma distancia y ruta. En ambos cargamos tanque lleno y pusimos el odómetro en ceros, al final del recorrido en cada uno, llenamos el tanque en la misma bomba en la misma gasolinera y comparamos los litros consumidos con los kilómetros acumulados.

Las reglas fueron muy sencillas usamos el aire acondicionado todo el tiempo, empleamos el acelerador moderadamente y no superamos los 120 Km/h.

Los resultados fueron los siguientes:

Recorrimos en ambos vehículos 176.6 Km, el trayecto fue ciudad como carretera.

El KIA Niro consumió 8.83 litros, por lo que tenemos un rendimiento de 20 Km/l.

El Toyota Prius consumió 7.35 litros, así que el rendimiento es de 24 Km/l.

El rendimiento del Kia Niro es de 20 Km/l.

El número fue muy sorprendente, el Prius demuestra que ofrece un mejor rendimiento de combustible, aunque siendo honestos nos lo esperábamos pues son dos vehículos muy diferentes, el Niro es un crossover tiene mayor resistencia al avance, el motor posee más potencia como torque, y finalmente el peso, hay una diferencia de casi 300 Kg entre ambos.

Conclusiones

La combinación de crossover como híbrido, lo hace una muy buena opción, pues mezcla las virtudes de un auto familiar con las prestaciones de un auto verde (contamina poco, no pagas tenencias y ahorras mucho en gasolina).

La calidad de materiales de piel como plásticos es muy buena, el equipamiento de seguridad es de lo más completo.

Nos hubiera gustado que trajera freno eléctrico en lugar de manual y que contara con sistema de infoentretenimiento.

El KIA Niro es una buena opción de compra si consideras al Toyota Prius visualmente muy incómodo, y buscas un vehículo crossover, los cuales están de moda.

 

KIA Niro 2017
Precio $508,400 pesos
Motor Híbrido: gasolina 4 cil. 1.6L 105 Hp y eléctrico 43 Hp, caja doble embrague 6 vel.
Rendimiento Oficial combinado: 21.2 Km/l   Real combinado: 20 Km/l

 

Kia Niro - Un híbrido más atractivo | Autocosmos

¿Qué opinas? Cuéntanos