Prueba de Manejo

Volkswagen Polo GTI 2017 a prueba

Sin duda es el auto que mejor guarda el espíritu del primer Golf GTI de la década de 1970

Volkswagen Polo GTI 2017 a prueba

Antecedentes

Haciendo un poco de remembranza las iniciales GTI -Gran Turismo Injection- nacieron a dos años de la primera generación del Golf –Caribe en nuestro país- que vio la luz en 1974. Esta variante fue creada para ofrecer deportividad a partir de una serie de modificaciones en: motor, transmisión, dirección y chasis. Igualmente, los creadores hicieron mejoras en el diseño y eliminaron algunos kilogramos. De ahí a la fecha, cada una de las siete generaciones del Golf cuenta con una versión GTI.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Con esta misma fórmula en mente, otro hatchback de la marca alemana que también ha recibido las siglas GTI, el Polo y considerando la evolución del Golf, es que podemos decir que se trata del modelo que mejor guarda el espíritu del primer Golf GTI. Y es que con el paso de los años, las generaciones del Golf han ido ganando muchos kilos y centímetros de longitud.

 Precio: $335,000 pesos

Características Técnicas y Mecánicas

Comparando el Golf GTI de 1976 con el actual, podemos ver que la diferencia es de 550 mm ¡si, poco más de medio metro más largo! Así que el que más se acerca a las compactas dimensiones del modelo original es el Polo GTI, que con 3983 mm es 278 mm más largo que el Mk I.

Otro punto a destacar es la ligereza. Poniéndolos en la balanza vemos que el primer Golf GTI pesaba apenas 810 kilogramos. Por su parte, el Golf actual marca 1,369 kilogramos, esto 550 kilogramos más. Una vez más es el Polo con 1,280 kilogramos se acerca más la masa de aquel simbólico hatchback.

Al igual que su hermano mayor, este Polo guarda el sello de los Gran Turismo Injection. Por lo que la compacta carrocería es decorada con la misma parrilla de panal, fascias más voluminosas, faldones laterales, faros de LED con listón rojo, un spoiler, rines de 17 pulgadas y salida de escape doble.

En total, el cuatro cilindros turbo de 1.8 litros arroja 190 hp a 6,200 rpm y 214 libras-pie de torque entre 1,250 y 4,200 rpm. Este poder llega a las ruedas delanteras por medio de una transmisión automática de doble embrague -DSG- de siete relaciones. Complementa esta labor de deportividad una suspensión 10 mm más baja y el sistema de bloqueo electrónico del diferencial. Para las cuatro ruedas tenemos frenos de disco, ventilados para el eje delantero y sólidos para el trasero.

Confort

Este Polo GTI cuenta con todos los elementos que confirman que no sólo se trata de un deportivo, sino de un legítimo GTI. Además de los emblemas y las clásicas costuras en color rojo, los asientos forrados con el mismo tipo de tela de patrón escocés del primer Golf GTI ofrecen perfecta sujeción en los costados.

Aunque no podemos ver el reducido espacio posterior como un punto negativo puesto que es parte de la esencia del vehículo, sí es de llamar la ausencia de un sistema de información y entretenimiento más moderno que incluya navegador, Apple CarPlay, Android Auto y cámara de reversa. Sobretodo cuando estamos hablando de un auto subcompacto con un valor superior a 300,000 pesos.

 Manejo

En cuanto al manejo, una vez más podemos decir que el Polo GTI es el modelo que mejor guarda el espíritu del primer Golf GTI. Hablando de la relación peso/potencia aquel Golf GTI de la década del 70 con 108 hp registraba 7.5 kg/hp, mientras que el modelo actual mejora esta cifra con 6.2 kg/hp. Por su parte, el Polo GTI queda ligeramente abajo con 6.7 kg/hp.

Aun cuando este auto ocupa un pequeño motor de 1.8 litros, el sonido que proviene del escape invita en todo momento a no dejar de presionar el pedal del acelerador. Es de llamar la atención que a pesar de ser de alimentación forzada, el turbo-lag es virtualmente inexistente, lo que hace que la capacidad de aceleración sea brutal. Vaya que se hacen sentir cada uno de los 190 hp.

Al ser un hot hatch no podemos dejar a un lado la referencia número uno; la aceleración de 0 a 100 km/h. Equipando la transmisión automatizada este Polo necesita 6.8 segundos para cumplir el cometido, esto es dos únicamente dos décimas de segundo más que el Golf GTI y sus 30 hp más. Frente a sus rivales hace una décima de segundo menos que el MINI Cooper S con 192 hp, mientras que con el Fiesta ST con 197 hp queda en el mismo tiempo.

Si bien este vehículo es un deportivo nato, esto no quiere decir que sea duro de manejar. Algo que nos dejó un grato sabor de boca fue el excelente equilibrio de la suspensión. A pesar de estar orientada a la deportividad, esa rigidez no es excesiva lo que permite una conducción hasta cierto punto cómoda para el día a día.

Conclusión

Sumando una carrocería compacta, el poderoso motor, la transmisión DSG, el sistema de bloqueo electrónico del diferencial, la dirección eléctrica y la suspensión deportiva, obtenemos un auto que garantiza diversión total. Después de manejarlo confirmamos una vez más que es el modelo que mejor guarda el espíritu del primer Golf GTI.

Únete a la conversación en Trunk, la primera comunidad automotriz en español.

Por último, el precio de $335,000 pesos lo ubica por debajo de sus competidores Ford Fiesta ST $355,500 pesos y MINI Cooper S $360,000 pesos, en resumen el nuevo rey de los subcompactos y posiblemente el mejor hot hatch del mercado.

   

Volkswagen Polo GTI 2017, guarda el espíritu del primer Golf original

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos