Novedades

Los rines más livianos del mundo son los del VUHL 05

El deportivo azteca equipa unos rines fabricados en fibra de carbono. Ni siquiera los del Koenigsegg One:1 son tan ligeros

Los rines más livianos del mundo son los del VUHL 05

Posiblemente, el VUHL 05 RR sea el deportivo mexicano más avanzado de toda la historia, el cual, al más puro estilo de los púgiles más destacados de nuestro país, se ha especializado en ser un verdadero peso pluma que gracias a los 385 hp provenientes de su motor 2.3 litros EcoBoost no está exento de ser portador de una gran pegada que noquearía a modelos más musculosos.

Pues bien, esta obsesión por mantenerse en forma, llevó a sus creadores a montar algunos elementos novedosos que son en extremo raros y cuya aplicación sólo se ha montado en un par de modelos a nivel mundial. Este es el caso de los rines fabricados en fibra de carbono que además del modelo mexicano, sólo autos de la talla del Koenigsegg One:1, Ford GT y Shelby GT350 R, los ofrecen como opción.

Los rines montados en el VUHL 05 RR tienen un peso de 4.5 kg para la medida de 17" (eje delantero) y de 5.5 kg para los de 18 pulgadas que se montan en el eje trasero. Sólo como referencia, el rin de 17 pulgadas construido en aleación disponible de serie en el VUHL 05 “standard” anuncia 9.5 kilogramos de peso (los de 18” se quedan en 10.5 kg). Ahora comparando con los usados en el Volkswagen GTI de 13 kg, la diferencia es simplemente abismal.

Por si esto no fuera poco, posiblemente los rines del auto mexicano sean los más ligeros del mundo, ya que los del Koenigsegg cuentan con un peso de 5.8 kg, mientras que los del Shelby se quedan en unos todavía muy buenos 8.1 kilogramos. Sólo habría que esperar a ver las cifras del Ford GT para reafirmarlo.

Si aún te quedan dudas sobre el porqué montar estos rines construidos en fibra de carbono en el VUHL 05 RR, hay que observar que representan un ahorro de alrededor de 20 kilogramos al conjunto. Además, la fiabilidad en pista está más que garantizada ya que el proveedor BST los sometió a 1,000,000 de ciclos de fatiga para poder equiparlos en el deportivo azteca.

En la guerra por el máximo desempeño, todo se vale, pero no deja de sorprender que un pequeño deportivo mexicano cuente con tecnologías que simple y sencillamente otros fabricantes de mayor renombre y trayectoria ya quisieran en sus mejores exponentes de alto desempeño.  

 

Esaú Ponce recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos