Prueba de Manejo

Hyundai Creta 2017, lo manejamos antes de su lanzamiento en México

Próxima a su llegada a suelo mexicano, viajamos a Chile para manejar antes que nadie a la nueva SUV pequeña de Hyundai

Hyundai Creta 2017, lo manejamos antes de su lanzamiento en México

El nuevo Hyundai Creta 2017, se encuentra próximo a hacer su arribo al mercado mexicano. Por ello, no podíamos dejar pasar la oportunidad de viajar a Chile (olvidemos la derrota de México en la Copa América) para convivir y conocer más a fondo este modelo.

Posicionado por debajo del Tucson, mantiene el lenguaje de diseño “Fluid Sculpture 2.0", que le da un aspecto moderno, limpio y funcional. Al introducirnos al habitáculo, observamos un interior limpio que, a pesar del dominio de los plásticos duros, presume un buen trabajo de insonorización.

Por su parte, los asientos ofrecen buen soporte y confort y como sólo cuenta con botones de control al audio al volante. El espacio interior es meritorio, ofreciendo espacio suficiente tanto en las plazas delanteras como traseras. La cajuela dispone de una capacidad de 402 litros que se amplían hasta los 1,396 litros cuando se abaten los asientos traseros.

Mecánicamente cuenta con motor de 1.6 litros con 121 hp y 111 lb-pie, que, dependiendo de la versión y el mercado, puede acoplarse a una transmisión manual o automática de seis relaciones. Un motor con 20 caballos adicionales habría sido perfecto; pero atentaría contra el rendimiento de combustible, que al menos en el ciclo combinado anuncia hasta 14.5 km/l (recordemos que estos datos son para el mercado chileno).

Esta configuración motriz (que muy probablemente sea la misma que veamos en México), mueve con soltura al Creta en carretera y caminos planos, situación que cambia en pendiente, donde se siente justo.

En vías de alta velocidad, la mecánica no presenta ruidos incómodos, ni excesivas vibraciones al habitáculo. Además, las aceleraciones resultan suaves y progresivas, mientras que en curvas se muestra confiable, sin tendencias marcadas de subviraje.

Al circular por caminos maltratados, se muestra firme y con suficiente sensación de aplomo. Juegan radicalmente a favor del modelo los ángulos de entrada y salida, así como el despeje del suelo. No nos cabe ninguna duda de que podría albergar una versión 4X4 sin problemas.

El Creta que manejamos contaba con sólo dos bolsas de aire y al menos en Chile, las versiones básicas carecen de frenos con ABS. Esperemos que esta carencia no se replique en las unidades destinadas a nuestro país.

Importado desde la India, el Creta tendrá que enfrentarse a modelos como Chevrolet Trax, Ford Ecosport, Renault Duster y Honda HR-V. Sin embargo, este primer contacto nos da la sensación de que tiene los suficientes argumentos para abrirse paso en México. 

 
 
 

Alejandro Marimán recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos