Novedades

Sistema de tracción Audi quattro con tecnología ultra, la mejor tracción

Esta evolución del sistema quattro mejora la eficiencia de combustible

Sistema de tracción Audi quattro con tecnología ultra, la mejor tracción

Una de las últimas novedades de Audi es el desarrollo del sistema quattro con tecnología ultra que permite elevar la dinámica de conducción y la eficiencia.

Esta tecnología desarrollada para los modelos con motor delantero montado longitudinalmente y que será visto por primera vez a mediados de este año en el A4 allroad quattro destaca por anticiparse siempre a las necesidades por medio de una serie de sensores y del análisis continuo de los datos tomados de la dinámica de conducción, condiciones del camino y estilo del conductor.

Por ende, durante el funcionamiento normal y sin riesgo de deslizamiento de las ruedas, el nuevo sistema quattro aprovecha todas las ventajas de la tracción al eje delantero. De igual forma, la tracción integral es desactivada cuando no se necesita, pero sigue estando disponible en todo momento, disminuyendo significativamente el consumo de combustible entre una tracción delantera y una integral permanente.

Para logarlo, cada diez milisegundos, el sistema recibe y analiza una serie de datos, como ángulo de dirección, aceleración lateral y longitudinal, par motor, entre otros. De esta forma la activación de este sistema quattro con tecnología ultra sigue una estrategia de tres fases: proactiva, predictiva -anticipativa- y reactiva.

Proactivo - aquí la unidad de control utiliza esos datos para calcular el punto en el que la rueda interior llegará al límite de adherencia al circular al alta velocidad por una curva. Este cálculo es realizado medio segundo antes de que ello ocurra, por lo que si la rueda se acerca al límite de tracción el sistema es activado.

Predictiva - en este caso la unidad de control quattro se orienta especialmente al estilo del conductor, el estado del ESC y el modo seleccionado en el Audi drive select. Con la activación reactiva, que en la práctica sucede rara vez, el sistema reacciona a cambios bruscos en el coeficiente de adherencia, por ejemplo, cuando las ruedas pasan de asfalto seco a una placa de hielo.

Por otro lado, si se conduce de forma más dinámica en una carretera con curvas, la tracción total estará activa en todo momento, incluso sobre asfalto seco y adherente. Asimismo la distribución óptima de fuerza entre los ejes delantero y trasero se calcula continuamente cuando el sistema está activo. Para ello tiene en cuenta datos del ESC, condiciones ambientales, la situación de conducción y las intenciones del conductor.

 

 

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos