Prueba de Manejo

Nissan Maxima 2016, primer contacto en EU

El buque insignia de la firma nipona apuesta por el diseño

Nissan Maxima 2016, primer contacto en EU

El Nissan Maxima, al igual que sus competidores frontales (Chevrolet Impala, Ford Taurus, Toyota Avalon o Chrysler 300) muchos de los cuales no están disponibles en nuestro mercado, se encuentran desde hace bastante tiempo en una situación compleja, por un lado se posicionan en un nivel de precios en los que están ubicados productos como Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes-Benz Clase C que si bien es cierto son bastante más pequeños cuentan con poderosos y prestigiados emblemas así como un manejo ágil y divertido.

Por otro lado, el segmento inferior, es decir el de los sedanes medianos se ha refinado, ganado dimensiones y equipamiento al grado que la categoría del Maxima ha visto reducir sus ventas tanto que se encuentra entre la espada y la pared. Esta situación llevó a Nissan a evaluar muy seriamente la posibilidad de aniquilar este modelo y así cancelar la llegada al mercado de esta totalmente nueva y octava generación.

Luego de muchos estudios y debates, Nissan decidió que valía la pena mantener con vida al emblemático Maxima, pero también hizo conciencia de que los buenos deseos no serían suficientes, por lo que además era necesario reinventarlo de tal manera que lograra captar la atención de los exigentes clientes del segmento de lujo. El primer paso se dio en el NAIAS de 2014, en donde debutó un atractivo prototipo denominado Nissan Sport Sedan Concept, las reacciones fueron positivas y un año y meses más tarde en el Auto Show de Nueva York 2015 se presentó el nuevo Nissan Maxima 2016, que dicho sea de paso se apega bastante al concepto en el cual está inspirado.

Agresivo y futurista diseño

El Nissan Maxima 2016 tiene como objetivo cautivar a los consumidores por la pupila, posee formas dinámicas, musculosas y muy agresivas, es un vehículo que luce atractivo desde cualquier ángulo. Las salpicaderas tanto frontales como posteriores tienen una apariencia abultada que crea un efecto de habitáculo posicionado muy bajo. Faros y calaveras cuentan con cortes dramáticos, mientras que uno de los detalles de diseño más interesantes es el toldo que pareciera flotar en virtud de que el poste A y una delgada franja en el Poste C son de color negro y crean un efecto bastante llamativo. Encontramos también las siglas 4DSC (4 Door Sports Sedan) en algunos elementos del vehículo como faros, calaveras y palanca de cambios.

En el interior la propuesta es distinta, se observan formas bastante menos arriesgadas y según la marca inspiradas en los aviones de combate los Blue Angels. Destaca sin embargo la utilización de una combinación de texturas y materiales que le confieren al Maxima una atmósfera suntuosa y de calidad que nunca tuvo en sus iteraciones previas. Combinación de cuero y alcántara, pespuntes en un tono contrastante y superficies agradables a la vista y el tacto dominan el habitáculo.

 

Mecánica conocida

Bajo el cofre encontramos el mismo V6 de 3.5 litros que ha ganado 10 hp gracias a una serie de mejoras para ofrecer un total de 300 hp, mientras que el torque se mantiene igual, en 261 lb-pie. Se acopla a una renovada transmisión X-Tronic CVT que cuenta con radios más amplios para mejorar la respuesta y el rendimiento, cuenta con paletas de cambio detrás del volante y un modo manual que simula cambios reales y ahora más agresivos. Por su parte, la potencia es enviada al eje frontal. Aquí nos habría gustado mayor diferenciación con su hermano menor el Altima.

Pese a ser ligeramente más grande en prácticamente todas las medidas, la firma logró eliminar 37 kilos y aun así gracias a la utilización de acero de ultra alta resistencia, incrementar la rigidez torsional en un 25%.

Cuenta además con modos de manejo “Normal y Sport” que modifican la rigidez de la dirección, respuesta del pedal de acelerador, comportamiento de la transmisión y sonido del escape.

 

Completísimo equipamiento

En el apartado de la conveniencia, el Maxima ofrece prácticamente de todo, desde cluster de instrumentos con pantalla a color de 7”, pantalla táctil de 8” en el tablero, NissanConnect, navegador, equipo de audio firmado por Bose y con función Active Noise Cancelling, acceso y arranque mediante llave inteligente, cámara de reversa, vista 360°, alerta de fatiga “Driver Attention Alert” en el conductor, detección de presencia en punto ciego, entre otros.

 

Tras el volante

Las carreteras de nuestro vecino país del norte debido a su perfección que emula a una mesa de billar y sus restrictivos límites de velocidad no son precisamente el entorno ideal para someter a una prueba que suponga un buen reto para un auto, sin embargo nos han permitido conocer los atributos más relevantes del Maxima 2016.  

No cabe duda que el auto tiene presencia y estilo, además es silencioso y está bien equipado. La calidad de marcha es buena, aunque es más dura en comparación con un mediano como su hermano menor, el Altima. El modo sport mejora el comportamiento deportivo del vehículo, eso es un hecho, la transmisión mantiene el motor a medio y alto régimen de giro, aunque la dirección se siente demasiado pesada.

Aun con lo anterior la deportividad queda más del lado de la apariencia que del manejo.

 

El Nissan Maxima 2016 llegará al mercado mexicano en tres versiones, Advance, SR y Exclusive, todas con la misma motorización y caja, por lo que los cambios se centran en el equipamiento, la variante de apariencia más agresiva sin duda es la SR en virtud de las ruedas de 19 pulgadas que equipa, en comparación con las de 18 de las otras dos variantes. El precio se ubicará ligeramente por debajo de los 504 mil pesos para la versión de entrada.

 

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos