Prueba de Manejo

Nissan NP 300 Frontier 2016 Primer Contacto

Un salto cuantico de la marca japonesa, que lanza la sexta generación de uno de sus vehículos más exitosos de la historia en México

Nissan NP 300 Frontier 2016 Primer Contacto

Recientemente pudimos convivir con uno de los productos más importantes de la cartera de Nissan en México, la NP 300 Frontier, un vehículo de trabajo, doble cabina que tiene un gran arraigo en el mercado gracias a su bajo costo y robustez que se ha forjado una reputación con los consumidores desde 1959 cuando se presentó la Pick Up Datsun 230 cuando las Pick up eran una derivación de sedanes, a los cuales los ingenieros de producto partían en dos con una sierra –cual mago haciendo el conocido truco de cortar en dos a su guapa asistente-. Desde hace muchos años las pick up no se hacen de esa forma, pero así fueron los inicios.

Regresemos a la NP 300 2016, que está fabricada en la planta de Nissan en Cuernavaca (CIVAC), de esa instalación han salido más de 1.5 millones de vehículos con esa denominación.

Se comercializará con varios niveles de equipamiento, para saber los precios de todas las versiones, pulsa aquí.

Los datos interesantes que hay que conocer y que pudimos comprobar en nuestra corta prueba de manejo son los siguientes:

El diseño la acerca más a una SUV que a un vehículo destinado al trabajo rudo, si bien las versiones de entrada se aprecian bruscas, los interiores están cuidados y hasta en esas versiones de entrada el confort está presente en las plazas de los cuatro y hasta cinco pasajeros, si bien las unidades de prueba eran las más equipadas, que llevan el apellido Frontier, los componentes mecánicos son los mismos para todas las versiones.

El tren motriz es nuevo, un motor de cuatro cilindros de 2.5 litros de desplazamiento normalmente aspirado, montado longitudinalmente, eroga 158 hp de fuerza y entrega 172 Lb-pie de torque, acoplado a una transmisión manual de seis velocidades.

La suspensión trasera también evolucionó de un tradicional eje rígido con ballestas semielipticas a uno con cinco brazos de control (sin ballestas) y con resortes como elemento elástico, lo que la hace robusta para la carga, más de 1.100 kilos, pero confortable para los pasajeros.

Las versiones intermedias y altas cuentan con sistema de frenos ABS y bolsas de aire para conductor y pasajero, la de entrada lamentablemente no, y es una tristeza que los flotilleros sigan viendo el tema de seguridad como un “gasto” extra, y con el afán de vender la industria no equipe todas sus versiones con esos implementos de seguridad que en casi todo el mundo son obligatorios, eso si todas las versiones ofrecen sistema de audio con entradas USB (iPod Connector y AUX)

El diseño

Si bien el tema del diseño exterior en muchos casos está orientado a la eficiencia de combustible, y no siempre los resultados son lo más estético o agradable a la vista, en el caso de la NP 300 el depto. de diseño de Nissan se avocó en plasmar en el exterior mucha identidad de marca, ligando así vehículos tan disímbolos como el March o el GT-R, pues en las líneas exteriores de la Frontier hay rasgos familiares con casi todos los vehículos modernos de la firma nipona.

El manejo

Nuestra prueba fue corta, pero pudimos recorrer varios tipos de terreno, desde el pavimento liso como una mesa de billar hasta una terracería leve, nada extremo, pero que si nos dio suficiente retroalimentación de la nueva suspensión trasera, dándonos cuenta que el comportamiento es mucho más al de un auto de pasajeros, que al de un vehículo de carga. Ya la probaremos más a fondo y les daremos nuestras impresiones.

Los acabados interiores

Como lo comentamos líneas arriba, nuestra unidad de prueba fue la tope de gama, la que incluía todo el equipo disponible –tanto de seguridad como de confort- por ejemplo el sistema de audio con bluetooth con comandos en el volante para la manipulación de teléfonos móviles, aire acondicionado y todas las ventanillas eléctricas, las tapicerías son de material textil resistente con un buen tacto y diseño. El tablero está fabricado de un material que a la vista se aprecia “soft touch”, no lo es, pero está muy bien logrado, así como la calidad de plásticos en el interior, que como lo dijimos también líneas arriba son más atribuibles a un SUV que a un vehículo de trabajo rudo.

Por último y para no crear muchas confusiones les comentamos como es que quedó la ofreta de pick ups Nissan en México.

NP300 Cabina sencilla, motor de cuatro cilindros y tracción trasera que aun no cambia de diseño, se mantendrá aun un tiempo más con esa apariencia y mecánica

NP 300 Frontier (doble cabina) con motor de cuatro cilindros y tracción trasera

Frontier Pro 4X, doble cabina, motor V6 y tracción 4X4

Titan Doble Cabina, motor V8 y tracción 4X4

Alejandro Konstantonis recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos