Prueba de Manejo

Volkswagen Nuevo Jetta 2015 a prueba

Los días de extrañar al Bora se terminaron

Volkswagen Nuevo Jetta 2015 a prueba

Antecedentes

La sexta generación del Volkswagen Jetta debutó en nuestro país en el año de 2010, abandonaba entonces la denominación Bora que se había ganado la posición como el mejor sedán compacto del mercado y también se subía al barco de los festejos del Bicentenario.

Sin embargo la llegada del Jetta MKVI causó controversia, y es que los fanáticos del modelo no recibieron nada bien la estrategia adoptada por Volkswagen en aras de incrementar su participación en el segmento en EU, dominado por Corolla y Civic. El Jetta Bicentenario era un vehículo inferior al Bora, los frenos traseros eran de tambor, el eje posterior era semi independiente y los acabados eran de menor calidad a los que había ofrecido su predecesor.

Conforme fueron pasando los años, Volkswagen fue corrigiendo algunos es esos aspectos, regresaron los discos atrás y el eje multibrazo atrás. Para este año modelo 2015, tenemos también interiores con superficies soft touch y en general un habitáculo que se percibe bastante mejor.

Aun con lo anterior, el Jetta jamás dejó de ser un súper ventas de nuestro mercado y un producto estratégico para la marca en nuestro país. Luego de seis generaciones, se han vendido más de 1 millón de Jettas en México y si bien los cambios para este modelo 2015 que dicho sea de paso se mantiene en la plataforma PQ35 son menores, lo cierto es que podemos asegurar que el Jetta 2015 ya es el vehículo que debió ser allá en 2010, razón por la cual los amantes del Bora tendrían que dejar de extrañarlo.

Precio: $356,932 pesos

 

Características técnicas y Mecánicas

La oferta mecánica se mantiene igual, es decir tenemos el veterano 2.0 litros de 115 hp como el modelo base, mientras que el intermedio ofrece el viejo conocido 2.5 litros de 170 hp (lástima que VW no se haya animado a reemplazarlo por el 1.8 Turbo como lo hizo para el mercado de EU, claro esta decisión habría elevado el precio). Por último, la versión probada y tope de gama que monta el 2.0 turbo diésel de 140 hp y 236 lb-pie de torque acoplado a la rápida y eficiente caja DSG de seis velocidades.

Como ya habíamos mencionado anteriormente, este Jetta 2015 ofrece discos de freno en las cuatro esquinas con ABS y un eje posterior multibrazo.

Completan la lista elementos como el Control de Tracción ASR, bolsas frontales y laterales y bloqueo electrónico de diferencial. Las bolsas de aire de cortina son opcionales.

 

Confort

Lo primero que resalta es la utilización de materiales soft touch para el tablero, el Jetta ha recuperado esa sensación de calidad y buena construcción del Bora, algo que se agradece. Como todo Volkswagen es un interior sobrio, incluso podríamos calificarlo de conservador, sin embargo ofrece buena cantidad de equipamiento dentro de los que destacan el volante multifunción de nuevo diseño y que comparte con el Golf VII, interfaz Bluetooth, computadora de viaje, sistema de navegación con pantalla táctil (opcional), quemacocos y sistema de arranque sin llave.

Sobre este punto del arranque sin llave, hay que mencionar que es de presencia para el encendido, pero no así para el acceso, por lo que de alguna manera crea algo de incomodidad. Es necesario tomar la llave para liberar los seguros y luego guardarla nuevamente porque ya no es necesario utilizarla para encenderlo.

Otros aspectos que nos hicieron falta fueron unas luces y climatizador automáticos, ya que en este caso es de perillas.

En cuanto a espacio, el Jetta VI ya era un vehículo sumamente amplio y cómodo, capaz de ofrecer trayectos muy confortables para cuatro adultos, incluso el quinto sentado en la plaza central posterior tendrá espacio suficiente.

 

Manejo

Tras el volante, lo primero que sale a relucir del Jetta es la excelente visibilidad que ofrece, es una de esas virtudes que en los últimos tiempos se ha visto comprometida cada vez más por las líneas de diseño y aunque soluciones tanto prácticas (espejos más grandes y con áreas convexas) como tecnológicas (sensor de presencia en punto ciego y cámara de reversa) ayudan a mitigar ese problema, es una verdad absoluta que cuando un vehículo deja ver bien hacia adelante y no tiene puntos ciegos se agradece, y mucho.

Como habíamos mencionado anteriormente, no hay cambio en cuanto a motores y cajas para este Jetta 2015, la versión probada fue la diésel con 140 hp y 236 lb-pie de torque que se aprovechan a la perfección gracias a la rapidísima y eficiente DSG de seis relaciones hacen de este sedán compacto uno de los que mejor se manejan de todo el segmento. Empuja con mucho brío y decisión, desde muy abajo en el tacómetro, la respuesta está por mucho sobrada para maniobras como recuperaciones, rebases o incorporaciones a vías rápidas.

Incluso seleccionando el modo Sport en la transmisión, el Jetta TDI tiene la fuerza suficiente para pegarnos al respaldo cuando pisamos el acelerador a fondo. Para ponerlo en contexto, este motor cuenta con apenas 22 libras menos de torque que el V6 de 3.6 litros que podemos encontrar en el Passat, nada mal para un pequeño 4 cilindros de 2.0 litros que en condiciones de uso normal nos entrega 13.5 km/l en ciudad y 18.52 km/l en carretera, la marca anuncia cifras de 17 km/l y 26.1 km/l respectivamente. Creemos que si hubiéramos sido muy cuidadosos con el pedal de acelerador habríamos mejorado un poco las cifras obtenidas, sin embargo, los valores obtenidos fueron bastante aceptables.

Los motores a diésel tienen la gran virtud de ofrecer una excelente respuesta, al tiempo que entregan consumos bastante buenos, sobre todo en carretera, sin mencionar autonomías extraordinarias. Utilizándolo en ciudad y carretera, sobrepasamos los 800 kilómetros con un solo tanque y la aguja todavía marcaba  cerca de ¼.

 

Conclusión

Es cierto que el Volkswagen Nuevo Jetta 2015 ofrece muy pocos cambios en relación con su predecesor, sin embargo el ofrecer ahora suspensión independiente atrás (que ya se ofrecía desde el modelo 2014), frenos de disco en las cuatro ruedas, así como un interior con materiales suaves al tacto lo dejan en una posición competitiva, en relación con su segmento.

Las versiones base e intermedias siguen recurriendo a propulsores veteranos, ya que ahora es posible encontrar motorizaciones de inyección directa que ofrecen más potencia y menor consumo recurriendo a un menor desplazamiento. Sin embargo el tope de gama, con motor a diésel sí pone mucha tierra de por medio con respecto de las variantes inferiores y levanta la mano como uno de los mejores exponentes del segmento de los sedanes compactos. Faltaría que las bolsas de aire de cortina fueran de serie para convertirlo en el rival a vencer.

Si bien es cierto cuenta con algunos pecadillos por el lado del equipamiento, todos son perfectamente dispensables una vez que disfrutamos del excelente binomio que hacen el 2.0L TDI y la DSG.  El Nuevo Jetta para el año modelo 2015 es el producto que debió ser desde un inicio, ahora es un buen producto que reemplaza dignamente al Bora y en su variante de gasóleo uno de los mejores del segmento.

 

Volkswagen Nuevo Jetta 2015 a prueba

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos