Prueba de Manejo

Jeep Cherokee 2014 a prueba

El controvertido sustituto de la Jeep Liberty finalmente cae en nuestras manos

Jeep Cherokee 2014 a prueba

Antecedentes

Jeep es la marca más exitosa del actual Grupo Chrysler y como hemos podido apreciar por sus últimas presentaciones, está buscando incursionar a nuevos segmentos y fortalecerse en los que ya está presente.

Uno de estos mercados es el de las SUV compactas, que en el pasado participaban con la primero exitosa Liberty (que no tuvo una buena aceptación cuando cambió de línea). Ahora, para regresar al segmento revivieron un nombre que les dio muy buenos resultados en el pasado (desde 1974 hasta 1996 y en otros mercados hasta 2013), el de Cherokee.

La nueva generación del Cherokee (sí, así le dicen en la marca y no LA Cherokee), se presentó en la edición de 2013 del Salón de Nueva York y asombró a propios y extraños con una reinterpretación del clásico frente de Jeep pues en lugar de tener la parrilla recta, ahora la tiene ligeramente curva y los faros están separados en tres partes: las luces principales en la parte media, las direccionales y cuartos en la parte de arriba y las luces de niebla en la parte de abajo –tal y como lo hizo por primera vez el Nissan Juke. El resultado sin duda es un diseño controvertido que ha dado mucho de qué hablar. A algunos no les gusta pero a otros sí, lo que nosotros podemos decir es que cuando miramos las fotos por primera vez no nos gustó pero una vez que tuvimos oportunidad de verlo en persona sí nos gustó y mucho.

A nuestro país llegan cuatro versiones de las cuales nos tocó probar la denominada Jeep Cherokee Limited 2014 que se sitúa en el segundo escalón de la gama.

 

Precio: $429,900 pesos

 

Características técnicas y mecánicas

La gama de Cherokee 2014 está compuesta por dos motores, un cuatro cilindros y un V6 (sólo para la versión Trailhawk). De esta forma nuestra Cherokee evaluada cuenta con el propulsor de cuatro cilindros con una capacidad de 2.4L –llamado Tigershark- con 184 Hp y 171 Lb-pie de torque y tecnología Multiair, acoplado a una nueva transmisión automática ZF de nueve velocidades –sí, prácticamente como camión- que manda la tracción a las ruedas delanteras (la única con sistema 4x4 es la versión tope de gama, Trailhawk).

Este nuevo SUV compacto está basado en la primer plataforma que desarrollaron en conjunto Chrysler y FIAT desde que se unieron en una misma compañía, la utilizada primero por el Alfa Romeo Giulietta, después por el Dodge Dart, por este modelo en cuestión y finalmente en el nuevo Chrysler 200.

Está fabricado en la planta de la marca en Ohio, Estados Unidos y destaca por tener muy buena protección para sus ocupantes como vimos en las pruebas realizadas por el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) en las que fue calificado como Top Safety Pick+.

Los productos de Jeep se caracterizan por tener un espíritu aventurero, el Cherokee que mejor cumple con la mecánica necesaria para funcionar en el 4x4 es la versión Trailhawk, así que no esperes poder meterte al lodo o piedras complicadas con las versiones de cuatro cilindros.

 

Confort

Puertas adentro, el Jeep Cherokee 2014 ofrece la nueva experiencia de interiores del Grupo Chrysler, algo que les ha tomado tiempo mejorar pero que sin duda ha rendido frutos pues de hecho este modelo acaba de ser nombrado dentro de la lista de los mejores interiores de 2014 de la revista Wards junto con el nuevo Chrylser 200 2015.

Los materiales son suaves al tacto, el diseño es agradable y práctico, el ensamble es bastante bueno y además cuenta con el sistema de info-entretenimiento llamado UConnect que consta de una pantalla sensible al tacto desde la cual se controla todo lo relacionado al audio (con sus respectivas entradas AM/FM, Bluetooth, CD, MP3, USB, Auxiliar y SD), el teléfono, la navegación, control de clima de dos zonas, computadora de viaje, etc.

A todo esto se le suman la cámara de reversa y la alerta de tráfico cruzado (también para cuando mueves el auto hacia atrás) que puede frenar el auto si detecta un obstáculo en la parte trasera que pudiera ocasionar un accidente –este último nos pareció demasiado intrusivo ya que para estacionarse en un garaje apretado es un problema e inclusive una rama pequeña lo puede activar.

Nos gustó que tiene suficiente espacio para que puedas viajar cómodamente en cualquiera de las plazas y además cuenta con espacios prácticos –como el que está debajo del asiento del pasajero- en los cuales puedes guardar cosas y que además queden ocultas.

Algo de lo que la marca está muy orgulloso en el nuevo Cherokee 2014 es que todas las versiones cuentan con el sistema de asistencia de estacionamiento con el cual el vehículo se estaciona solo, dejando al conductor la tarea de presionar el acelerador o freno cuando se le es indicado.

 

Manejo

Es importante decir que ya hemos tenido oportunidad de manejar todas las aplicaciones de la plataforma que utiliza el nuevo Jeep Cherokee 2014: Alfa Romeo Giulietta, Dodge Dart y Chrysler 200; y creemos que esta es probablemente la que más nos ha complacido.

Se siente muy bien en todas las situaciones, resistente y confiable. Eso sí hay que decirlo que el motor no es nuestra parte favorita. La potencia la entrega muy arriba en el tacómetro y no es el más explosivo cuando se presiona el pedal del acelerador.

Uno podría pensar que con nueve relaciones en la transmisión, la curva de torque del motor se aprovecharía más (con relaciones más cortas) pero nuestra sorpresa fue que no realiza muchos cambios en el uso diario. La transmisión ZF automática hace los cambios rápidos y de manera suave pero creemos que hace falta un poco de calibración para realmente desquitar todas las relaciones y mantener las revoluciones en la parte baja del tacómetro –algo que además le daría un mejor consumo de combustible.

Es importante mencionar que la novena relación de la caja entra en funcionamiento en muy pocas ocasiones, de hecho durante nuestras pruebas nunca la pudimos hacer funcionar, ni en modo manual de la transmisión, lo que nos hace cuestionar si es realmente necesaria.

Hablando del modo manual, éste permite mantener un rango de revoluciones alto sin hacer el cambio ascendente para protegerse, pero no funciona de igual forma al hacer un cambio descendente, de esta forma si quieres “frenar con motor” no será posible si el rango de revoluciones está por encima de las 3,000 rpm.

Hablando de los puntos positivos, nos gusta la dirección, frenos y suspensión (esta última es un poco firme quizás para algunos gustos) que hacen su trabajo muy bien y en cualquier situación. El Cherokee se maneja “rico” pero habrá que esperar a que manejemos la versión V6 para tener un poco más de respuesta al presionar el acelerador.

 

Conclusión

Dejando de lado la cuestión de que si te gusta o no el diseño del nuevo Cherokee 2014, creemos que es un producto bastante completo y bien equipado que si bien es cierto tiene algunas “áreas de oportunidad” para mejorar, terminó por gustarnos.

El problema de todo esto es que no estamos seguros de que tenga lo necesario para competir en un segmento que hasta ahora ha sido dominado por la Honda CR-V, la cual además ofrece un rango de precios más bajo.

Quizás para los fanáticos de la marca, el logotipo de Jeep sea suficiente para justificar la diferencia de precios pero siendo honestos, fríos y más analíticos, no lo es.

Lo que sí puede ser una razón justificable es el diseño, equipamiento, seguridad y que la verdad el Cherokee es un producto con mucho charm que además, luce completamente distinto a lo que ofrece la competencia.

¿A ti qué te parece este nuevo producto de Jeep?

 

 

Probamos el nuevo Jeep Cherokee 2014

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos