Prueba de Manejo

Mazda3 sedán 2014 a prueba

En un mercado en el que los sedanes son más populares, teníamos que probar esta versión de tres volúmenes

Mazda3 sedán 2014 a prueba

Antecedentes

El Mazda3 es un producto que ha revolucionado el segmento de los autos compactos en nuestro país –y en otros mercados también. La filosofía que utilizaron para desarrollarlo llamada SKYACTIV contempla desde una construcción más ligera, transmisiones más eficientes y carrocerías más aerodinámicas, hasta motores que en lugar de utilizar la sobrealimentación (léase turbo o súpercargador) fueron refinados y les dieron más compresión para que la quema de combustible sea mejor pero sin sacrificar que la entrega de potencia sea progresiva y entusiasta.

Además, tiene la ventaja de ofrecer dos configuraciones de carrocería, ésta sedán que estamos examinando y la hatchback –de tres volúmenes- que habíamos tenido oportunidad de probar hace algunos meses. Esta ventaja fue un punto clave para que lo nombráramos el Autocosmos del Año 2013 frente a uno de sus rivales que además es sumamente fuerte, el SEAT Leon 2014.

Hasta ahora, el Mazda3 2014 llegaba directamente desde Japón, pero ahora que la marca inauguró su planta en nuestro territorio, empezará a surtirlo desde aquí mismo.

 

Precio: $328,900 pesos

 

Características Técnicas y Mecánicas

Al igual que su símil de tres volúmenes, el Mazda3 sedán 2014 recurre al motor de cuatro cilindros con 2.5L de capacidad denominado SKYACTIV-G con tecnologías como la inyección directa y compresión alta para entregar 184 Hp y 185 Lb-pie de torque que llegan a las ruedas delanteras mediante una transmisión automática de seis velocidades con modo manual denominada SKYACTIV-D.

En cuanto a seguridad, ofrece: seis bolsas de aire, ABS, control de estabilidad DSC, control de tracción TCS, EBD, faros Bi-Xenon, cámara de reversa, luces automáticas y limpiaparabrisas con sensor de lluvia.

 

Confort

Para la configuración sedán encontramos dos versiones –por ahora, la primera es la llamada S Automático mientras que la segunda es la llamada S Grand Touring Automático, siendo ésta última la que tuvimos oportunidad de probar.

Las diferencias están en el equipamiento como el tamaño de los rines, vestiduras en piel, asientos calefactables, los faros Bi-Xenón y el sistema de sonido BOSE con tres bocinas más (la versión S cuenta con seis parlantes). Fuera de estos detalles son iguales, lo que significa que encontramos el sistema de info-entretenimiento con la pantalla sensible al tacto de 7” colocada al centro del tablero que además se puede controlar mediante la perilla de múltiples movimientos que se encuentra en la consola central.

Desde esta pantalla se controla todo lo relacionado al sistema de audio, las configuraciones del auto, información de la computadora de viaje, la conexión del teléfono mediante Bluetooth y el navegador –que se vende como opción a parte. La funcionalidad es muy parecida a la que encontramos en el sistema iDrive de BMW.

Los materiales empleados para el interior y la calidad con la que está ensamblada la cabina son dignas de un auto Premium, en verdad son lo mejor que existe en el segmento, no por nada lo calificamos como el Autocosmos del Año 2013.

En cuanto al espacio de la cajuela, al contrario de lo que muchos pueden llegar a pensar, en la versión sedán es menor, a pesar de que el largo total del auto es mayor (4,580mm del sedán contra 4,460mm del hatchback) pues con el de dos volúmenes llega a 364L contra los 351L del de tres.

 

Manejo

Como podrás haber leído líneas anteriores, la cabina del Mazda3 2014 está muy bien hecha y además es suficientemente espaciosa para acomodar hasta cinco personas y su equipaje. Ahora, en cuanto al manejo, podemos decir que es una de las grandes virtudes del mismo.

La experiencia empieza al encender el motor mediante el botón colocado en el tablero junto al volante. Este es un toque que sin duda le da una ventaja sobre sus competidores, aunque no nos pareció lógico que la llave de presencia fuera únicamente para encender el motor y no para abrir el auto (de esta forma hay que sacar la llave para abrir los seguros y volverla a guardar en la bolsa para arrancar el auto).

La respuesta del motor de 2.5L no nos había parecido gran cosa cuando lo probamos en el Mazda6 o CX-5, simplemente cumplía, pero al colocarlo en un auto con las dimensiones y peso del Mazda3, la historia es completamente distinta.

Con este motor, podríamos calificarlo hasta con cierto aire deportivo ya que las recuperaciones son muy buenas y además, gracias a la rápida transmisión automática las aceleraciones en cualquier situación son divertidas.

Con la suspensión, dirección –que es de asistencia eléctrica- y frenos es la misma historia, convirtiéndolo en una opción muy divertida al volante y que además realmente no entrega cifras de consumo de combustible excesivas.

Algunos detalles como el Head-Up display que sale de la parte de arriba del tablero frente al conductor, también contribuyen a una experiencia diferente y de otorgarte más por tu dinero.

 

Conclusión

La versión sedán del Mazda2 2014 sin duda es una gran opción como lo hemos mencionado anteriormente. Entendemos que al tener un motor más grande, también el precio se dispara pero ahora que empiece la producción de la planta mexicana para nuestro país, veremos versiones más asequibles con el motor 2.0L también con tecnología SKYACTIV que darán batalla en la parte baja del segmento de los compactos –tanto hathcbacks como sedanes.

Personalmente, me gusta más el diseño del hatchback, además de que cuenta con un poco más de espacio en la cajuela, pero en nuestro país son más populares los sedanes y no nos sorprendería ver más ejemplares de tres volúmenes que de dos.

Por ahora, la competencia que más se le puede acercar es el SEAT Leon, el cual únicamente está disponible en versión hathcback pero más adelante veremos el renovado Chevrolet Cruze y la actualización del Ford Focus que acaba de ser presentado. Lo que es muy cierto es que tienen un rival muy fuerte a vencer en cuanto a calidad, manejo y equipamiento se refiere y en consecuencia, un gran reto para alcanzarlo.

Mazda3 sedán 2014 a prueba

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos