Automovilismo

F1: Rosberg y Mercedes-Benz se quedan con el GP de Australia

El alemán se impuso de punta a punta en un monótono Gran Premio de Australia.

F1: Rosberg y Mercedes-Benz se quedan con el GP de Australia

La temporada 2014 de la Fórmula 1 comenzó con un Gran Premio de Australia sin muchas emociones. La victoria quedó para el alemán Nico Rosberg (Mercedes), quien consiguió su cuarto éxito en la Máxima tras realizar un impecable trabajo en el pintoresco circuito de Melbourne. El podio lo completaron el local Daniel Ricciardo (Red Bull), posteriormente descalificado y el danés Kevin Magnussen (McLaren), debutante que se quedó con el asiento que tenía Checo Pérez.

La clave del triunfo de Rosberg fue la arrancada. Desde el tercer lugar de la parrilla tuvo un inicio brillante que le permitió llegar adelante a la primera curva marginando a Ricciardo y a Lewis Hamilton, su compañero de equipo y que dicho sea de paso había clasificado en la Pole Position. A partir de ahí, no tuvo problemas para dominar la monótona prueba y quedarse con un triunfo que le permite ilusionarse con la posibilidad de luchar por la corona.

El germano tuvo dos escoltas que no le metieron demasiada presión en un GP que estrenó nuevas reglas técnicas en la categoría. Ricciardo, que el sábado casi se queda con la pole, fue constante, pero no tuvo un auto que le permitiese luchar por la victoria. Y, en cierto momento, pareció conformarse con el resultado que le permitió ser el primer australiano en hacer podio en su casa. Mientras que Magnussen también realizó un trabajo muy bueno, pero sin tener jamás la posibilidad franca de avanzar en el clasificador más allá del tercer puesto. De todas formas, se podría decir que el danés entró a la F1 por la puerta grande.

El único que hizo algo por el espectáculo fue el finlandés Valtteri Bottas (Williams). Venía sexto ganando posiciones (arrancó 15º) cuando le pegó a un paredón saliendo de una curva. Entró a pits para reponer la rueda trasera derecha, que se le salió en el impacto, y cayó al 16º lugar. Una vez de vuelta a la pista impuso un gran ritmo y rápidamente volvió a la zona de puntos gordos. Finamente, se fue de Australia con una gran sexta ubicación detrás del inglés Jenson Button (McLaren) y del español Fernando Alonso (Ferrari), quienes tuvieron una discreta actuación.


El Top Ten lo completaron el alemán Nico Hulkenberg (Force India), el finlandés Kimi Räikkönen (Ferrari), el francés Jean-Eric Vergne (Toro Rosso) y el ruso Daniil Kvyat (Toro Rosso), otro de los debutantes y que se convirtió en el piloto más joven en sumar puntos.

Para el olvido el inicio de año de Hamilton y del alemán Sebastian Vettel (Red Bull), campeón en los últimos cuatro años. El inglés dominó en la previa, pero nada pudo hacer con un motor que se quedó en cinco cilindros. Algo parecido le sucedió al germano, quien ya venía complicado luego de los problemas en la clasificación (falló el software del motor Renault). Sin dudas, dos que no ven la hora de que llegue el GP de Malasia para buscar una revancha.

Lamentablemente, Ricciardo fue desclasificado luego de la carrera, conocé las razones haciendo click aquí.

Diego Durruty recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos