Prueba de Manejo

Comparativa: SEAT Toledo vs Ford Fiesta Sedán

Dos pequeños con grandes aspiraciones

Comparativa: SEAT Toledo vs Ford Fiesta Sedán

La comparativa que hoy nos ocupa involucra a simple vista parece más equilibrada que aquella que efectuamos entre el SEAT Toledo y el Nissan Versa, en donde si bien es cierto ambos productos compiten en el mismo segmento por ser sedanes con dimensiones similares, también lo es que la diferencia en precio a favor del japonés y la inmensa superioridad mecánica a favor del español hacía muy difícil establecer puntos de comparación.

Sin embargo, el Fiesta Titanium es diferente, al igual que el Toledo 1.4 TSI Style DSG apuesta por la tecnología de última generación en su tren motor, así como un elevado nivel de equipamiento para erigirse como una propuesta de valor interesante, que sea atractiva para aquel consumidor racional y analítico que privilegie estos aspectos en lugar del tamaño o popularidad de la marca. Estos sedanes en sus versiones más equipadas bien podrían ser comparados por precio en el segmento inmediato superior.

Precio

  SEAT Toledo 1.4 TSI Style DSG Ford Fiesta Titanium
Precio $249,900 pesos $261,700 pesos
Seguro $12,184 pesos con Axa $9,462 pesos con Mapfre

En el caso del seguro, hemos colocado el valor más bajo que nos arrojó la plataforma de Autocompara de Santander, hay que recordar que este es un aspecto importante, ya que será un gasto recurrente mientras conservemos el vehículo.

La mecánica

Características mecánicas
  SEAT Toledo 1.4 TSI Style DSG Ford Fiesta Titanium
Motor 1.4 litros Turbo 1.6 litros
Potencia 122 hp 120 hp
Torque 147 lb-pie 112 lb-pie
Transmisión DSG 7 velocidades Powershift 6 velocidades
Dirección Eléctrica Eléctrica
Peso 1,236 kg 1,198 kg

 

En este rubro podemos dar el punto al SEAT, si bien es cierto ambos emplean modernas transmisiones de doble clutch y ofrecen buen nivel de economía de combustible, el Toledo además tiene mucho más torque, lo que se traduce en aceleraciones más contundentes y en general un auto más alegre y brioso, virtudes que nunca estorban.

 

Seguridad

Equipamiento Seguridad
  SEAT Toledo 1.4 TSI Style DSG Ford Fiesta Titanium
ABS Si Si
Airbags Frontales  Si Si
Airbags Laterales Si Si
Airbags de Cortina No Si
Airbag de Rodilla No Si
ESP Si Si
 
Crash test Euro Ncap 5 estrellas 5 estrellas

Si bien es cierto es que ambos modelos resultan sobresalientes en el ámbito de la seguridad, aquí debemos decantar nuestro voto por el Fiesta Titanium, si bien es cierto ambos modelos obtuvieron las 5 estrellas en las pruebas de impacto de la EuroNCAP (ver resultados de SEAT Toledo y Ford Fiesta), el ejemplar de Ford aventaja gracias a las bolsas de aire de cortina y de rodilla que es exclusiva para el conductor.

 

Equipamiento

 

Equipamiento de conveniencia
  SEAT Toledo 1.4 TSI Style DSG Ford Fiesta Titanium
Aire Acondicionado Si Si (automático)
Computadora de viaje Si Si
Volante Multifunción Si Si
Interfaz Bluetooth Si (streaming audio) Si (streaming audio)
Control de velocidad Si No
Equipo de audio 6 bocinas, mp3, USB, Aux in 6 bocinas, Mp3, 2 USB, Aux in, SD
Llave inteligente No Si 
Pantalla táctil No Si
 

 

En este apartado nuevamente el Ford se coloca por encima del SEAT, aunque en términos generales no podemos decir que el Toledo adolezca de algún elemento de equipamiento que resulte indispensable, el Fiesta ofrece climatizador automático, mayor conectividad gracias al MyFord Touch con dos puertos USB que sí son compatibles con reproductores Apple, mientras que en el Toledo hay puerto USB pero sin compatibilidad con los citados dispositivos. Por último, la pantalla táctil de 6.5 pulgadas facilita mucho la navegación por las funciones de audio, clima y computadora de viaje, al tiempo que le confiere una apariencia más sofisticada al exponente del óvalo azul.

Es importante destacar también que en aspectos que no se ven en las fichas técnicas, pero que al final son tanto o más importantes como la apreciación, hay que decir que el Fiesta luce superior en cuanto a calidad de materiales y ensamble que el Toledo, el habitáculo del Ford no solo ofrece una apariencia más moderna y sofisticada, sino que al tocar las superficies resultan más agradables.

 

Manejo

Aunque no podríamos catalogar al Fiesta de un vehículo malo en este apartado e incluso hay que decirlo, es bastante superior a otros del segmento como podrían ser el Chevrolet Sonic o el Nissan Versa, el punto a favor aquí lo tiene el Toledo y es gracias a la motorización turboalimentada, no solo es capaz de cuidar mucho el consumo de combustible, sino que al exigirle un poco más, nos daremos cuenta es muy ágil y divertido. El exponente de SEAT simplemente no tiene rival en su segmento en este aspecto. El 1.4 TSI es en verdad una joya, tanto que podríamos asegurar que es el mejor cuatro cilindros que hay en el mercado.

Practicidad

Ambos competidores son sedanes destinados a ser utilizados por familias jóvenes, así que un aspecto importante es la habitabilidad en plazas posteriores y capacidad de cajuela, en estos rubros la superioridad del SEAT es indiscutible, pasajeros adultos viajarán mucho más cómodos en sus plazas posteriores, mientras que los 550 litros de espacio de carga superan dramáticamente los 362 litros del Fiesta, adicionalmente las plazas posteriores del Ford son más reducidas también. Nuevamente, punto para el SEAT Toledo.

Confort

Este punto tiene que ver más con la filtración de ruidos del exterior y cómo absorbe la suspensión las irregularidades del camino, así como la contribución del equipamiento para ofrecer trayectos cómodos. En este aspecto, el Fiesta se muestra superior al Toledo tanto en filtración de ruidos como en calidad de marcha. Quizá juega en contra del exponente de SEAT que equipaba el paquete Sport con rines de 17 pulgadas que si bien es cierto se ven muy bien, lo hacen mucho más duro.

Conclusión

Al final tenemos que el SEAT Toledo 1.4 TSI DSG Style resulta superior mecánicament, por practicidad y en manejo, mientras que el Ford Fiesta Titanium sobresale en Equipamiento, Seguridad y Confort, un empate que sabe a victoria para ambos ejemplares. Por un lado si se prefiere un manejo más ágil y mayor espacio la decisión queda del lado del Toledo, mientras que si se prefiere más equipamiento tanto de confort como de seguridad, así como trayectos quizá más lentos, pero también más cómodos, la decisión debería quedar en el Fiesta.

 

Rubén Hoyo, Fotos: Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos