Prueba de Manejo

Mazda CX-5 2.5L 2014 a prueba

El modelo más reciente de la firma nipona presume nuevo motor, 2.5L con 186 hp y 185 lb-pie de torque, que comparte con el mediano Mazda6.

Mazda CX-5 2.5L 2014 a prueba

Antecedentes

Después de la llegada a México de la tan esperada SUV de la firma japonesa; la Mazda CX-5 2.0L, introduce a nuestro mercado una nueva versión con mayor potencia y nivel de equipamiento; la nueva Mazda CX-5 2.5L.

La Mazda CX-5 se ubica en uno de los segmentos más competidos de la actualidad. Y no sólo se trata del remplazo de la exitosa CX-7, sino que representa también la introducción en el mercado de su nueva filosofía de diseño denominada Kodo, así como de la nueva propuesta tecnológica denominada SKYACTIV, que convierte a este exponente en uno de los vehículos más novedosos que se pueden comprar en el mercado mexicano en estos momentos.

 

Precio: $410,900 pesos.

Seguro desde: $15,198 pesos con MAPFRE vía Autocompara de Santander

 

Características técnicas y mecánicas

La nueva Mazda CX-5 alberga un motor 2.5L con 186 hp y 185 lb-pie de torque que ya hemos visto  en el mediano Mazda6, aunado a una transmisión automática de 6 velocidades.

Cabe destacar que al tratarse de un motor de la familia SKYACTIV se obtienen los mismos beneficios de rendimiento de combustible gracias a la elevada compresión, entre otras tecnologías.

Podemos decir que gracias al excelente balance, maniobrabilidad y calidad de marcha que ya eran parte de los atributos de esta SUV, la ganancia en potencia le ha sentado sumamente bien, convirtiéndola en una digna sucesora de la CX-7 turboalimentada, pero con la gran novedad de que el gasto de gasolina es sustancialmente menor.

Como parte del equipamiento de esta novedosa SUV se encuentra: 6 bolsas de aire (frontales, laterales y laterales tipo cortina con cobertura delantera y trasera), Control Dinámico de Estabilidad (DSC), Sistema de Control de Tracción (TCS) y su Sistema de monitoreo de presión de llantas (TPMS), ABS, BA & EBD, rines de 19”, quemacocos, faros Bi-Xenón dirigibles (AFLS), cámara de visión trasera y Sistema de monitoreo de punto ciego (BSM), entre otros.

Es de destacar que la nueva Mazda CX-5 completó cuatro de cinco estrellas en protección general contra choques, cuatro estrellas para la protección total de impacto frontal y cinco estrellas para la protección contra impactos laterales. En las pruebas de choque, la Mazda CX-5 recibió por el Instituto de Seguros para Seguridad en las Carreteras la calificación de "bueno" en el frontal de compensación, laterales y de las pruebas de resistencia del techo.

Interior

El equipamiento interno de la Mazda CX-5 aprovecha las virtudes de su modelo convencional y las mezcla con algunos elementos para convertirla en un vehículo más atractivo, moderno y funcional.

El interior de la Mazda CX-5 2.5L está integrado por asientos forrados en piel y lleno de tecnología, entre lo que destaca: su Sistema Bluetooth®, audio y crucero con controles montados al volante, botón de encendido automático, aire acondicionado con control automático de temperatura independiente de dos zonas, sistema de audio Bose®, display de información touchscreen a color de 5.8" y Sistema de navegación Tom Tom, principalmente.

La cabina cuenta con espacio para 5 pasajeros, hasta 1,791 litros de espacio de carga y asiento trasero abatible 40/20/40.

Manejo

Hablando técnicamente la Mazda CX-5 2.5L ofrece un manejo seguro, ágil y eficiente tanto en ciudad como en carretera. Se trata de un vehículo muy suave de conducir, con gran precisión en el frenado, excelente estabilidad en curvas y muy buena respuesta al pisar el acelerador.

Si lo que buscas es espacio y comodidad para hacer un viaje largo de carretera con la familia, puede ser una buena opción de compra, ya que su elevado nivel de equipamiento te ofrecerá viajar a la temperatura ideal, sin escuchar los ruidos exteriores, disfrutar de buena música, adaptar los asientos de los pequeños, conducir a buena velocidad, tener un espacio considerable para el equipaje y por supuesto; notarás el ahorro de gasolina.

 

Conclusión

¿Por qué elegir la Mazda CX-5 2.5L sobre la Honda CR-V que es la reina del segmento? Podemos justificar la pregunta del millón con cuatro factores principalmente:

1.       Se trata de la compra de un vehículo tecnológicamente mucho más avanzado.

2.       Es más divertida y fácil de manejar.

3.       Tiene un consumo de gasolina muy por debajo de su contrincante.

4.       Conducirla hace la diferencia, la CR-V la vemos hasta debajo de las piedras.

Por supuesto que el gusto se rompe en géneros, pero considerando de que se trata de un producto con la tecnología más avanzada de nuestro mercado y el respaldo de una marca como Mazda, ¿con cuál te quedarías?

Giovanna Ferreyra recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos