Prueba de Manejo

Dodge Dart SXT 2013 a prueba

Un vehículo con tradición en México que ya es bien recibido por el público

Dodge Dart SXT 2013 a prueba

Antedecentes

Dart es sin lugar a dudas una de esos nombres que en México ha dejado huella en el público y eso seguramente le ayudará a reposicionarse rápidamente como uno de los favoritos del mercado nacional, aquí un poco de su historia.

El Dart nace en 1960 bajo el manto de la firma Dodge, filial de Chrysler Corporation. En México hubo que esperar dos años para verlo en nuestro mercado. Los primeros Dart eran vehículos medianos en su época (ahora podríamos considerarlos grandes por su tamaño y desplazamiento), inicialmente se ofrecieron con motorizaciones de seis cilindros en línea y V8.

Los años setenta fueron los de consolidación del Dart en México, un vehículo con apariencia robusta que se ofrecía en tres conformaciones de carrocería –Coupé de dos puertas, Sedán de cuatro y una amplia Guayín.

En 1979 Chrysler Corporation entra en una severa crisis y se declara en banca rota ¡Una de tantas veces que lo ha hecho! En la mitad de la crisis, es contratado para capitanear el barco uno de los ejecutivos más exitosos de la época, llamado Lee A. Iacocca recientemente despedido de Ford Motor Company.

Lee Iacocca tenía la clara convicción que los japoneses iban por el camino correcto al inundar el mercado estadounidense con autos pequeños y poco consumidores de combustible, así nace la idea de los vehículos denominados “Código K” que debutan en el mercado estadounidense en 1981 y un año después arriban a México.

Los autos K era la innovación total, representaban una importante evolución en la concepción de un auto netamente estadounidense, los vehículos Chrysler K cambiaron de alguna forma la mentalidad de la industria al ofrecer vehículos más pequeños, menos consumidores de combustible y fáciles de conducir.

No todo fue miel sobre hojuelas, los autos K empezaron a presentar problemas de calidad a los pocos años de uso, por lo que Chrysler decide descontinuarlos en 1988, para dar paso al Shadow, pero esa es otra interesante historia.

El nuevo Dart moderno es un fruto del trabajo en conjunto de FIAT y Chrysler, es un producto que se venderá prácticamente en todo el mundo, en América bajo el nombre Dart y se fabrica en la planta de Chrysler en Belvedere Illinois y en Toledo Ohio, en Europa y China bajo el cobijo de FIAT con el nombre Viaggio y será producido en la planta de Changsha China. El diseño es obra de Joe Dehner.

En el marco del Salón del Automóvil de Detroit 2012 (NAIAS) Chrysler le presenta al mundo el nuevo Dodge Dart 2013 y aquí te presentamos nuestra evaluación.

Precio: $299,900

 

Características técnicas y mecánicas

La versión evaluada por Autocosmos, en esta ocasión es la de media gama, la nomenclatura es SXT con transmisión automática. Está dotado de un motor de cuatro cilindros denominado Tigershark (Tiburón Tigre), se trata de un propulsor de 2.0 litros de desplazamiento que entrega 160 hp en el rango de las 6,400 revoluciones, la fuerza de torque es de 148 lb-pie cuando el motor gira a 4,600 rpm. Dicho motor está acoplado a una transmisión automática de seis velocidades con la opción a cambios manuales denominado por Chrysler desde hace muchos años como “autostick”.

Las medidas del Dart 2013 lo encasillan como un compacto con 4.672 mm de largo, 1,830 mm de ancho, la altura es de 1,465 y la distancia entre ejes es de 2,703 mm. El peso en vacío es de 1,475 kilogramos.

En seguridad, el Dart 2013 está muy bien equipado ya que además de las normas obligadas como el monocasco deformable, las barras de protección lateral en la puertas y cinturones de seguridad cuenta con 10 bolsas de aire -pocos en su segmento pueden presumir de ello-, además de las ya cada vez más habituales asistencias en los frenos, ABS, BAS (Brake Assist), así como el Control de Tracción (TSC), Control de Estabilidad (ESC), Asistencia de freno en pendientes (HSA) y una novedosa asistencia Antivolcadura (ERM).

 

Confort

Además de un bien logrado diseño exterior, el Dart cuenta con un interior ergonómico, bien diseñado y bastante acogedor. Hay una combinación de materiales muy notoria y lo que no nos encantó fue que en los paneles de las puertas y en los extremos del tablero, en donde se alojan las bocinas del equipo de audio, se aprecian incompletos, como si les hiciera falta una rejilla, ese aspecto visual demerita un poco el resto de los interiores.

El cuadro de instrumentos ofrece un cluster tradicional, análogo, con dos circunferencias grandes para el velocímetro que se aloja a la derecha y le tacómetro a la izquierda. Al centro encontramos los infaltables instrumentos que indican la temperatura del refrigerante del motor y el nivel de combustible, más abajo un pequeño display de cristal líquido nos informa los kilómetros recorridos, el estatus de la trasmisión y el odómetro parcial entre otros.

Al centro del tablero es donde encontramos lo más novedoso del Dart, el sistema de audio, es prudente comentar que ya no tiene la apariencia a la que estamos acostumbrados, en lugar de un aparato tradicional con botones, una ranura para un CD y una pequeña pantalla, nos encontramos únicamente una enorme pantalla de 8.4 pulgadas –casi del tamaño de un iPad- que está empotrada en el tablero de instrumentos y enmarcada con una pieza plástica negra con acabado piano. ¡Así es, ya no hay botones ni ranuras para un CD o puertos para conexiones USB o miniplug (Aux)! Únicamente una cristalina pantalla que en cuanto se enciende el vehículo cobra vida y nos muestra muchas funciones, tanto del equipo de audio, como del aire acondicionado aparecen controles virtuales y se puede manipularlos con el toque de las yemas de los dedos, ya que es sensible al tacto como una Tablet.

Seguramente se preguntarán: ¿en dónde quedaron todas las conexiones, puertos y ranuras para cd? Los interioristas de Chrysler ofrecen una solución muy inteligente, el puerto USB, la interfaz del iPod, el AUX y la ranura del CD están ubicadas en un compartimiento en la consola central, que además de alojar a todos los “gadgets” conectables sirve como codera central, así todo queda fuera de la vista.

El equipo de audio también es capaz de reproducir música vía Bluetooth audio (de manera inalámbrica) y en combinación con los botones alojados en el volante se puede hacer uso de un teléfono celular también acoplado con el protocolo de comunicación Bluetooth.

 

Manejo

Ésta es la parte que más ilusión nos hacía de nuestra evaluación, al hacer la ecuación de peso-potencia nos dimos cuenta que el desempeño sería muy satisfactorio, pero a la altura de la Cd. de México, a más de 2,220 metros sobre el nivel del mar los resultados fueron suficientes sin llegar a impresionar, en terreno plano y terso el Dart se desempeña con soltura y suavidad pero cuando el camino no es el más plano la suspensión del Dodge nos lo hará notar inmediatamente, los sonidos se filtran a través de la carrocería y en conjunción con las llantas P225/45 montadas en los rines de 17 pulg. hacen la marcha un poco ríspida y no muy confortable.

En zonas sinuosas se comporta muy bien, predecible y con poco “rolling” de la carrocería, en autopistas con pocas elevaciones se puede incluso manejar muy deprisa entregando una sensación segura y divertida, los frenos actúan firmes y están asistidos con un sistema denominado “Ready Alert”, dicho sistema detecta cuando el conductor levanta el pie del acelerador y acerca las pastillas de freno a los discos acortando así el tiempo real de la frenada.

 

Conclusión

Un diseño llamativo, funcional, cómodo, con un buen espacio en la cajuela, uno de los sistemas de audio más avanzados del segmento y un nombre evocador y con tradición en México son sus cartas fuertes degraciadamente tiene en contra un desempeño justo, una suspensión demasiado ríspida y un alto precio de venta.

 

Sin duda un auto novedoso y por que no decirlo bonito, pero en nuestra opinión con un precio elevado y no olvidemos que la marca no goza de los mejores precios de reventa, ni de la mejor calidad de producto ¿Será el Dodge Dart la excepción a la regla?

¡El tiempo y el uso prolongado nos lo dirán!

¡Disfruten el video de ésta prueba!

 

Dodge Dart SXT 2013

Alejandro Konstantonis recomienda

Cuéntanos que opinas