Prueba de Manejo

Chevrolet Spark 2011 a prueba

Manejamos el pequeño Chevrolet que llegó para revolucionar a los subcompactos<br />

Chevrolet Spark 2011 a prueba

Antecedentes

El nuevo Chevrolet Spark es para muchos mercados alrededor del mundo, el producto que sustituyó al Matiz. En nuestro mercado, ambos conviven en buena armonía pues mientras que el Matiz se encuentra por debajo de los $100,000, el Spark arranca en los $121,500 para llegar hasta los $153,900 acercándose más bien a otro subcompacto de la marca, el Chevy, el cual en muchos aspectos es inferior al modelo que probamos como descubriremos a continuación.

Características técnicas y mecánicas

Comenzando por la construcción, es mucho más avanzada que el Matiz y el Chevy pues además de ser más reciente, la seguridad se ha beneficiado con zonas de deformación, la célula rígida que envuelve a los ocupantes y las bolsas de aire frontales que protegen al conductor y pasajero delantero en caso de un impacto.

El motor, aunque es bastante pequeño -su capacidad volumétrica apenas sobrepasa el litro (1.2L), produce 81 Hp y 80 Lb-Pie en parte gracias al sistema de doble árbol de levas a la cabeza e inyección directa del combustible. Aquí vale la pena resaltar algo, cuando un motor produce cifras cercanas en caballos de fuerza (Hp) y en torque (Lb-Pie), significa que es un motor bien balanceado y eficiente, lo que nos lleva al siguiente dato: el Spark promete un consumo de combustible de hasta 20 Km/l, lo cual es impresionante pues resulta más de lo que obtuvimos a bordo del Volkswagen Jetta VI TDI con tecnología Common-rail (17 Km/L) y es casi lo mismo que el Toyota Prius (21.1 Km/L) con sistema híbrido, Start/Stop y recuperación de la energía por frenado.

Exterior

Habrá a quienes les resulte atractivo el diseño del Chevrolet Spark y habrá también a quienes les parezca abominable, probablemente no encontraremos a alguien a quien le sea indiferente. La realidad es que es un producto que luce juvenil, fresco y a nuestro gusto bastante atractivo para ser un subcompacto con esas dimensiones y atractivo precio.

Detalles como la parrilla grande, las manijas para las puertas traseras ocultas en el poste C y los faros alargados definitivamente logran que destaque del resto del parque vehicular y si le sumamos los poco discretos colores en los que está disponible, podemos estar seguros de que por lo menos alguien lo volteará a ver.

Continuando con el tema juvenil, Chevrolet ha puesto a la disposición de los clientes que adquieran un Spark, una serie de opciones exteriores que le darán un toque más deportivo como el spolier frontal, los faldones laterales con molduras en las puertas, difusor trasero para la parte baja de la fascia, un alerón en la tapa de la cajuela, biseles obscuros para las calaveras y cubiertas de los espejos laterales en cromo.

Interior

Lo primero que notas al subirte al Chevrolet Spark 2011 es un tablero poco ordinario con plásticos de buena calidad y un ensamble notoriamente superior al resto de sus competidores. También está el clúster de instrumentos cuya forma fue inspirada en el que utilizan las motocicletas deportivas con un velocímetro análogo de aguja y en forma circular y una segunda pantalla digital que muestra el tacómetro, la computadora de viaje y el nivel de combustible.

Los asientos son cómodos y amplios, de hecho en la parte trasera encontramos más espacio que el siguiente subcompacto de la familia, el Chevrolet Aveo. Otro detalle del interior que vale la pena resaltar es que los cinco asientos o cinco plazas con los que cuenta el Spark tienen una cabecera en el respaldo, provocando que sea más seguro viajar para todos sus ocupantes.

La cajuela no es la más espaciosa, hay que decirlo, pero también es un auto dedicado más a la ciudad que para un viaje largo en familia así que en tus trayectos citadinos cumplirá perfectamente al acomodar una mochila, porta laptop e inclusive una maleta de tamaño mediano. También si no se están ocupando los asientos traseros con personas, se pueden abatir para lograr una superficie mayor de carga.

El sistema de audio para el paquete C, o sea el de mayor nivel de equipamiento, cuenta con lector de CD, MP3, radio AM/FM, entrada auxiliar para conectar un reproductor MP3 móvil y una entrada mini USB que aunque no nos pareció lo más práctico (hubiéramos preferido una entrada USB normal), descubrimos que un celular se puede conectar ahí y reproducir la música que se le haya cargado.

Manejo

Al volante, el Chevrolet Spark 2011 logra entretener bastante bien y aunque no romperás récords de velocidad ni aceleración, el pequeño motor de 1.2L y 80 Hp aunado a la transmisión manual de cinco relaciones, cumple bastante bien.

La dirección resulta cómoda y gracias a que es bastante directa, el auto se convierte en una delicia para realizar maniobras rápidas en el tránsito y gracias a su reducido tamaño, también es muy fácil de estacionar –definitivamente algo que se necesita en un auto para ciudad.

Aunque el recorrido del pedal del embrague o clutch es muy corto y toma tiempo adaptarse, los viajes de la palanca son precisos, lo que provoca una buena retroalimentación del tren motriz hacia el conductor.

Conclusión

El Chevrolet Spark 2011 no es un vehículo que provocará correr adrenalina en tus venas ni uno que absorberá todo lo que necesitas cargar en un viaje largo en familia, pero como un producto para uso citadino, cumple y muy bien. Desde el diseño que lo diferencia del resto de los subcompactos, la calidad interior que resulta bastante destacable para un precio competitivo en el segmento y el manejo que es bastante divertido y ágil, el Spark logra lo que todo auto pequeño debe aspirar a llegar y esto es a no sentirse pequeño y barato.

El tema de seguridad es algo imprescindible en nuestros días y es algo que también algunas otras marcas automotrices no han comprendido. Sí, el Spark sólo ofrece ABS y bolsas de aire frontales en la versión más equipada pero por lo menos existe la opción de adquirirlas, lo cual es un comienzo para que el segmento de los subcompactos se transforme en uno con mayor preocupación por la seguridad y no tanto por la reducción de los costos. Esperamos que esto genere una consciencia mayor entre los consumidores para que se les exija este tipo de acciones a favor de la seguridad a las marcas automotrices y tengamos cada vez más autos a buen precio y sobre todo seguros.

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos