Prueba de Manejo

Ford Focus 2012 SEL Plus a prueba

La carta fuerte de Ford es la nueva referencia del segmento de los compactos<br />

Ford Focus 2012 SEL Plus a prueba

Antecedentes

No es noticia para nadie que el segmento de los compactos es dominado por Volkswagen con sus modelos Clásico y Jetta VI, así como por Nissan con los Tiida y Sentra, sin embargo en los últimos tiempos competidores como Honda Civic o Mazda3 han logrado obtener una parte interesante del pastel.

En el caso de Ford, su exponente en el segmento es el Focus, desde que llegó el al mercado nacional el modelo europeo (2007), un producto bastante competitivo pero que ha tenido que luchar contra el fantasma de la mala reputación que le dejó su predecesor ensamblado en Sudamérica. Dicho de otra manera el único problema del Focus desde hace un par de años es que comparte el nombre con el vehículo que sustituyó al Escort en 2001 y que no creo muy buena fama.

Para la nueva generación, Ford se ha esmerado en hacer del Focus la referencia del segmento, mejorándolo sustancialmente en prácticamente todos los ámbitos. El resultado es un producto sobresaliente que tiene todos los elementos para convertirse en el nuevo consentido del mercado.

Precio: $340,900 pesos

 

Características Técnicas y Mecánicas

El nuevo compacto de Ford recurre a una planta de poder de cuatro cilindros con 2.0 litros de desplazamiento y que gracias a tecnologías como la inyección directa GDI, así como el sistema de apertura variable de válvulas Ti-VCT es capaz de entregar la respetable cifra de 160 Hp y 146 Lb-Pie de torque al mismo tiempo que ofrece un rendimiento combinado de combustible de hasta 17 Km/l en el ciclo EPA.

La transmisión Powershift de seis cambios y clutch dual (que se fabrica en México para el modelo de Norteamérica) es una de las grandes contribuciones para mantener bajo el consumo, esta maravilla mecánica es compartida también con el Nuevo Fiesta.

La dirección cuenta con asistencia eléctrica, por lo que se evita la tradicional carga adicional al motor que representan las direcciones asistidas tradicionales, asimismo la suspensión es independiente, McPherson adelante y multibrazo atrás.

Un elemento a destacar es que en TODAS las versiones del Focus 2012 cuentan con seis bolsas de aire (dos frontales, dos laterales y dos de tipo cortina), control de estabilidad y ABS. Asimismo, el Control de Torque Vectorial que ofrece este vehículo mediante los frenos es capaz de controlar la cantidad de par motor que se distribuye a cada rueda, enviando una mayor cantidad de torque a la exterior al trazar una curva –podríamos decir que se trata de un Control de Tracción 2.0.

 

Confort

Además de ofrecer una propuesta mecánica de última generación y todo el equipamiento de seguridad necesario, el as bajo la manga del Focus 2012 se encuentra en el interior. El elemento más notable es sin duda el MyFord Touch, un sofisticado sistema que gracias a una pantalla táctil de ocho pulgadas permite al usuario controlar aspectos como el teléfono, audio, clima, luz ambiental y en caso de incorporarlo, el sistema de navegación. Adicionalmente el SYNC está presente por lo que los comandos de audio también pueden ser utilizados.

Por último, todos los elementos antes mencionados también pueden ser manipulados mediante los controles de cinco vías ubicados en el volante.

Adicionalmente, podemos encontrar un sistema de aire acondicionado automático de dos zonas, cristales y espejos eléctricos, computadora de viaje, control de velocidad crucero y para la versión SEL Plus: quemacocos, asiento de ajuste eléctrico para el conductor, asientos forrados en cuero y sensores de estacionamiento con cámara de reversa.

Por último, destaca también la presencia del sistema de estacionamiento automático Autopark, que permite al vehículo estacionarse solo, dejando al conductor la única tarea de engranar la velocidad y controlar los pedales de acelerador y freno.

 

Manejo

Tras el volante, el Ford Focus 2012 resultó ser un producto redondo. Es refinado, silencioso y confortable, con una calidad de marcha sobresaliente. En enero pasado cuando tuvimos oportunidad de probarlo, un Ingeniero del equipo nos confesó que el benchmark al desarrollar este vehículo fue el Audi A3 y hay que decirlo, la sensación de solidez y calidad que transmite sí está a la altura.

Cuando ubicamos la palanca de cambios en la posición “D”, el ajuste de la transmisión está completamente enfocado a proteger el consumo, así que efectúa los cambios rápidamente y a bajo régimen de giro. Lo anterior pudiera confundir al conductor con una falta de potencia por parte del motor, pero sólo basta poner la palanca en modo Sport y la caja automáticamente permite al 2.0 litros girar libremente hasta por encima de las 6,000rpm demostrando una faceta diferente con aceleraciones que si bien no son para espantar a nadie, son bastante contundentes.

Una vez en carretera, el Focus 2012 se planta con bastante aplomo, permitiendo velocidades por encima de los 160 Km/h sin ningún problema y encontrando sus límites seguros en la frontera de los 200 Km/h. La capacidad de curveo es buena, con un comportamiento predecible y noble gracias a la geometría multilink del eje posterior.

Los frenos por su parte presentan una resistencia a la fatiga bastante razonable, aunque si se exige demasiado del pedal, la reacción no será la adecuada, pero para llegar a ello hay que realmente abusar los frenos del Focus.

 

Conclusión

El Ford Focus 2012 llega al mercado como la referencia del segmento, ningún otro producto ofrece este balance entre tecnología de conveniencia, calidad de materiales y ensamble, así como un conjunto mecánico tecnológicamente avanzado y refinado. Ciertamente no es el más potente del segmento, ni tampoco goza con la sólida imagen de marca que respalda al Jetta VI, pero es una verdad absoluta que este nuevo compacto del óvalo azul es un producto muy superior al de VW, sólo falta ver si el consumidor mexicano está preparado para tomar una decisión más racional, una donde la lógica indica, debiera ser favorable para el Focus.

Rubén Hoyo recomienda

Cuéntanos que opinas